Mil caminos para ser sostenibles

  • La gestión del agua y afrontar el cambio climático ocupan las principales propuestas de los cuatro grandes partidos · El PSOE presenta un programa basado, en gran parte, en proyectos ya iniciados

Dos serán los grandes asuntos que ocuparán la próxima legislatura en materia de medio ambiente: la gestión del agua, con la trasferencia de las competencias del Guadalquivir en un periodo de sequía, y afrontar el cambio climático. Los cuatro partidos con representación parlamentaria hacen de estos asuntos las claves de sus programas de medio ambiente, aunque con directrices diferentes.

En cualquier caso, la sostenibilidad es un concepto que supera las tradicionales competencias que hasta ahora han tenido los departamentos dedicados al medio ambiente y serán claves para lograr un crecimiento respetuoso con el entorno las políticas de ordenación del territorio -ninguna formación renuncia a incrementar el parque de viviendas, especialmente las protegidas ante el parón de la construcción-, las infraestructuras (todos los partidos prometen miles de kilómetros de nuevas autovías que invaden territorios y potencian el transporte privado) y la energía, ya que sólo con una apuesta decidida por las renovables y la eficiencia en el consumo lograrán bajar las emisiones de gases de efecto invernadero.

El PSOE, que en esta ocasión no se presentan con Los Verdes tras casi dos mandatos de acuerdos programáticos, ofrecen un programa continuista dedicado, en buena medida, a desarrollar proyectos iniciados esta legislatura. Culminar el Plan Andaluz por el Clima, aprobado el pasado junio, es la principal apuesta de los socialistas, que recuperan la Ley del Ciclo Integral del Agua -ésta finalmente no llegó al Parlamento tras dos años de trabajo del Gobierno- o el programa de corredores y Puertas Verdes, del que no se han cumplido los objetivos previstos en estos cuatro años.

Los populares presentan un programa ambicioso en el anuncio de medidas, pero vago a la hora de fijar objetivos concretos. Tres de sus propuestas pueden encontrarse con la oposición de la UE: la negativa a incrementar el precio del agua a todos los usuarios, como impone la Directiva Marco; la autopista Huelva-Cádiz bordeando Doñana y la recuperación del Trasvase del Ebro.

IU quiere dedicar el 0,4 por ciento del PIB a luchar contra el cambio climático, cantidad que CA rebaja al 0,2 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios