Martín Criado desafía al mercado con una inversión de 5.000 millones

  • El vicepresidente de Fadesa promueve en solitario un proyecto para levantar 20.000 viviendas en Campanillas, con 60 hectáreas de equipamientos comerciales, empresariales y administrativos

Antonio Martín Criado, vicepresidente de Fadesa, titular del 0,5 por ciento de las acciones del BBVA y del 0,3 del Banco Popular, ha lanzado un órdago al mercado, con una inversión de 5.000 millones de euros en la zona de Campanillas, donde proyecta construir 20.000 viviendas.

El empresario está convencido de que la historia es cíclica, y, lo mismo que hace 150 años surgió una nueva ciudad en torno a las industrias asentadas en Huelin, cree que ha llegado el momento de que la Málaga del siglo XXI emerja al calor del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA). Y ya le ha puesto nombre: Sociópolis.

El proyecto rebasa los límites de una simple iniciativa residencial. Se trata de una superficie que supera las 574 hectáreas, enclavadas entre la zona de ampliación del PTA y el término municipal de Almogía. La iniciativa contempla destinar 228 hectáreas a zonas verdes y 60 para instalaciones deportivas, educativas, hoteles, centros comerciales, oficinas y equipamientos administrativos y empresariales.

Sociópolis, que tendrá una dimensión similar a Fuengirola, contempla iniciativas como una ciudad financiera, que aproveche las sinergias que se puedan derivar de la instalación en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) del centro de operaciones que centralizará el grueso de la actividad administrativa del BBVA. "Teniendo ya una entidad de la envergadura del BBVA que prevé tener hasta 3.000 empleados es mucho más fácil atraer a otras grandes corporaciones financieras".

También se enclava en Sociópolis la ciudad de los jóvenes empresarios, un área concebida como un vivero de empresas, pero a lo grande, donde quienes tengan una idea de negocio puedan alquilar un espacio y acceder a servicios de valor añadido. "Sería como una célula del PTA", resume Martín Criado.

También se baraja una ciudad administrativa, que congregue en un único espacio las sedes actualmente dispersas de las diferentes administraciones, además de centros comerciales, equipamientos deportivos, un auditorio, espacios culturales, suelo para colegios e institutos e, incluso, una tenencia de Alcaldía.

Todas estos equipamientos están proyectados con un diseño circular al sur de la finca, en la confluencia del río Campanillas con el arroyo Cupiana. En dirección norte se han desplegado las 20.000 viviendas. La mitad serán VPO y el resto de renta libre. Y todas se comercializarán tanto en régimen de venta como de alquiler.

Sociópolis es un proyecto personal que Martín Criado desarrolla al margen de Martinsa-Fadesa y que tiene su principal escollo en la necesidad de cambiar los usos previstos para estos terrenos en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y en el Plan de Ordenación Territorial (POT) de la aglomeración urbana de Málaga. En principio, los dos documentos, que se encuentran en proceso de aprobación, contemplan esta superficie como suelo agrícola.

En este sentido, Antonio Martín Criado defiende el interés social de su iniciativa y hace un llamamiento a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Málaga para que "se paren a contemplarlo y comprenderlo. Es algo único en su género y debe ser tutelado por las administraciones. Forma parte del proceso económico de Málaga, funcionará como un polo de atracción". Es más, el promotor está convencido de que "encajará en el hueco dejado por la crisis financiera y la recesión inmobiliaria y ayudará a cubrir parte del paro que pueda dejar tras de sí el sector de la promoción residencial en la provincia".

En su opinión, no se puede potenciar el PTA "sin darle a la ciudad servicios de acuerdo con la que es la gran tecnópolis de Andalucía y, posiblemente, de España". "Es el gran proyecto de Málaga", enfatiza.

El empresario recuerda que la Málaga pujante de mediados del siglo XIX se forjó sobre una poderosa industria siderúrgica, la producción de jabón, textiles, vino y azúcar. "Ahora, nuestro potencial está en el turismo, en el que Málaga está a la cabeza en España, las nuevas industrias tecnológicas y el combinado de ocio y golf. Ha llegado, por tanto, otra vez el momento de Málaga y hay que crear servicios de esa altura. De calidad".

Sociópolis es, en este momento, el mayor proyecto inmobiliario de España. Muy atrás quedan las 13.000 viviendas del controvertido Francisco Hernando El Pocero en Seseña (Toledo). Para despejar cualquier atisbo de duda, Antonio Martín Criado apunta que hay una diferencia esencial: el desarrollo inmobiliario que proyecta en Campanillas es una prolongación natural de la ciudad que, además, "cuenta con todos los servicios y suministros necesarios".

Recuerda también que la ciudad tiene ya pocas oportunidades para expandirse que no sean hacia el valle del Guadalhorce, puesto que el desarrollo de la línea litoral está ya completo. "Sólo sería posible en Los Montes". Precisa en este sentido, que la demanda residencial está centrada en este sector, puesto que no hay una oferta razonable en el entorno para los 13.595 trabajadores que en este momento tiene el PTA y, mucho menos, para responder a las necesidades futuras que se presentarán una vez que la tecnópolis haya acometido su ampliación, que la llevará a doblar sus actual dimensión.

¿Es posible un proyecto de 20.000 viviendas con una inversión de 5.000 millones en plena crisis financiera y con la incertidumbre pendulando sobre el sector inmobiliario? Este promotor malagueño cree que su desafío es realista. "La inversión para las 10.000 VPO está garantizada en este momento", dados los nuevos planes que tienen en marcha las administraciones para fomentar la vivienda de protección oficial. "En Málaga la demanda de VPO supera las 40.000 viviendas para el medio plazo".

La financiación de los pisos de renta libre opina que tampoco será un obstáculo. Antonio Martín Criado reconoce que en la actualidad hay stock de viviendas sin vender, pero cree que esa bolsa se habrá diluido cuando Sociópolis eche a andar. Si la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento aprueban el cambio del suelo de rústico a residencial, el proyecto aún necesitará superar dos años de trámites, un plazo que considera más que suficiente para que el sector inmobiliario haya recuperado de nuevo el pulso.

"Para 2010 la construcción tirará otra vez del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB)", pronostica.

Además, matiza que se trata de construir viviendas de primera residencia "de calidad", se trate tanto de VPO como de renta libre, ubicadas en un entorno donde ya existe la demanda. Por tanto está convencido de la confianza que le prestará el sector financiero, así como de los operadores que puedan desarrollar los complejos comerciales.

Sociópolis, de acuerdo con las previsiones de su promotor, se desarrollará a lo largo de un mínimo de 12 años desde el momento en que tenga todas las bendiciones administrativas. Requerirá un ritmo de inversión próximo a los 450 millones de euros anuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios