"Málaga debe optar estas elecciones por el PSOE por su propio interés"

  • El candidato, que opta a la reelección, cree que su partido revalidará los tres senadores que tiene ahora

Pedro Villagrán es un histórico del PSOE de Málaga, un hombre de partido, aunque precisa que siempre dando una opinión "diferenciada". Milita desde 1979 en la agrupación El Palo-Pedregalejo y está a cargo de la Secretaría de Formación y Cultura de la ejecutiva provincial. Médico de profesión, fue presidente de Cruz Roja de Málaga durante cuatro años (1986-1990) y es senador desde 2004. El domingo opta a la reelección. Bromea con el hecho de que debido a su apellido, "difícilmente podría ir alguien detrás".

-¿Cree que ese tercer puesto en la lista del Senado porque su apellido empieza por V le puede perjudicar para salir?

-El PSOE sabe que vamos a sacar los tres senadores, un dos-dos es muy complicado en Málaga. Hay provincias como Palencia o Zamora, con un censo más bajo, donde cabe la posibilidad. Creo que en esta legislatura pasada, en Zamora había dos y dos, pero en Málaga es casi imposible. La fuerza mayoritaria saca tres y la minoritaria, uno.

-¿Piensa que el Senado es la maría de las elecciones?

-Sí, porque el PP se ha empeñado en eso. Nosotros, la legislatura anterior, llevábamos en el programa electoral cuatro puntos para cambiar la Constitución. Uno se refería a la Ley de Sucesión, porque es ridículo que tengamos ya la Ley de Igualdad y a la vez exista la prevalencia del varón sobre la mujer; otro porque la cesión de competencias a las autonomías no está reflejada en la Carta Magna; un tercero por la misma cuestión, pero con la Unión Europea; y un cuarto relacionado con el Senado. Es una cámara de segunda lectura que puede considerarse una maría, como usted dice, pero en el Estado autonómico que tenemos ahora mismo es fundamental, porque sería donde las comunidades estarían representadas por senadores y se negociarían convenios, transferencia, dinero...

-¿Apuesta entonces por esa reforma?

-Es fundamental. No obstante, en el Senado nos esforzamos por hacer una Cámara que es legislativa, que es de segunda lectura, que añade una visión diferente a lo que pone el Congreso. Es decir, es muy activa, pero al final no tiene una gran repercusión.

-El sistema de listas abiertas para elegir a los senadores, ¿lo ve más justo que el de listas cerradas?

-Soy una persona de partido y estoy porque la lista la ha puesto el partido. Quien no es de partido piensa que las listas deben ser abiertas. Para el Senado, se abre una enorme sábana con 80 nombres y hay que marcar un máximo de tres. Y al final, esa lista abierta, se convierte en una cerrada, porque saldrán elegidos tres del partido mayoritario y uno del siguiente. ¡Eso es una lista cerrada!. Yo podría hacer campaña para mí, pero eso ningún socialista lo hace. Lo hace el alcalde de Alhaurín de la Torre -Joaquín Villanova (PP)-, que se pone unos carteles en Alhaurín... Claro, esas listas abiertas permiten que haya propaganda para determinadas personas.

-¿Cómo ha visto la campaña?

-Ha sido exactamente igual que la legislatura. Un PP que no supo perder las elecciones anteriores, haciendo del terrorismo un arma política y con mucha tensión. Al final hemos llegado a unas elecciones en las que el PSOE se encuentra muy orgulloso de la labora del Gobierno, y el PP que lo ve todo fatal.

-¿Por qué deben los malagueños votar al PSOE y no al PP?

-Por el interés de Málaga. El PP, en 2004, dejó a Málaga en el puesto 32 de los Presupuestos, que no es poco, y los socialistas la tenemos ahora en el número 3. Las infraestructuras han significado el movimiento más importante de la historia de Málaga. No por sentimiento, sólo por interés, los malagueños tienen que votar al PSOE, para terminar los proyectos iniciados. Y por las actuaciones sociales, por lo destinado a becas, pensiones, salario mínimo interprofesional o la creación de empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios