Magdalena Álvarez se impone a Villalobos pero pierde un diputado

  • El PP recupera su fuerza en la Costa y queda a poca distancia de los socialistas

El PSOE ganó ayer las elecciones generales en Málaga y fue la fuerza más votada en 80 de los 100 municipios de la provincia. Magdalena Álvarez se alza con la victoria en su particular duelo con Celia Villalobos, pero su triunfo tiene sabor agridulce. Los socialistas, en la legislatura del AVE y marcada por una inversión sin precedentes en la provincia en otras obras públicas, no sólo no consiguen conservar sus seis diputados sino que pierden uno a manos del PP.

Empate a cinco escaños entre los dos principales partidos políticos, en una jornada electoral con una alta participación, un 72,4%, unas décimas más que la registrada hace cuatro años, con el 99% de voto escrutado al cierre de esta edición.

Los socialistas malagueños bajan en porcentaje de votos respecto a la última convocatoria y se quedan en un 46,7%, tres puntos menos que en 2004. El PP sube porcentualmente en apoyos y llega al 43,1% del total de los sufragios, casi siete puntos por encima de la marca en la anterior cita con las urnas.

Una explicación para este avance del PP es que recupera su fuerza en los feudos que tradicionalmente le son propicios en los comicios municipales, fundamentalmente en el litoral malagueño, a cuyos votantes no lograron retener en las últimas elecciones generales. Así, a diferencia de lo ocurrido entonces, cuando el Partido Popular sólo fue primera fuerza política en Torremolinos, ayer venció en esta localidad, pero también en Marbella, Vélez, Nerja, Rincón y Estepona. En este municipio gobierna un alcalde del PSOE mientras que en el anterior los socialistas también están en coalición en el ejecutivo. En Mijas, también con regidor del PSOE, la diferencia de votos entre los dos partidos es mínima.

Además también se alza con el triunfo en Alhaurín el Grande, Alhaurín de la Torre y en Coín, donde hay un alcalde socialista. Los populares son en total la fuerza mayoritaria en 20 municipios mientras que hace cuatro años apenas lo fueron en cinco.

Caso distinto es el de Málaga capital, donde el electorado vuelve a dar otro revés al Partido Popular, como hiciera el 11 de marzo de 2004. El electorado por apenas 3.000 votos dio su apoyo a la opción socialista en estos comicios cuando aún está fresco el resultado de hace menos de un año, cuando el PP renovaba la mayoría absoluta del alcalde, Francisco de la Torre.

Respecto a otras fuerzas políticas, IU como en el resto del Estado, retrocede y queda lejos de alcanzar el escaño del que disfrutó hasta hace dos legislaturas. La Coalición Andalucista apenas obtiene un porcentaje significativo y el nuevo partido de Rosa Díez se alza al quinto puesto entre los partidos que ayer concurrieron a la cita, por encima de una fuerza tradicional como Los Verdes

La participación en Málaga fue ligeramente superior a la de hace cuatro años, pero por debajo de las medias andaluza y española. Al contrario de lo que se especuló en la campaña, la alta asistencia favoreció al PP. El 91% de los votantes de Iznate acudieron a las urnas. En sentido opuesto, Marbella donde sólo votaron un 69% de los convocados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios