IU se mantiene frente a la debacle en el Congreso

  • La coalición conserva su grupo parlamentario y Valderas peleó ayer hasta el último momento por su escaño

Comentarios 9

Salvados por la debacle federal. Así se podría resumir la postura de IU en Andalucía en la jornada de ayer, en la que la pérdida del grupo parlamentario a nivel nacional hizo una victoria el mantenimiento del grupo parlamentario en la Cámara andaluza. Eso sí, IU perdió en la jornada electoral su diputado por Jaén y su candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía y coordinador general, Diego Valderas, estuvo hasta el último momento luchando por su escaño en el Parlamento.

Los primeros datos, de los sondeos a pie de urna, situaban a IU en un abanico de 5-6 escaños. La coalición veía de forma positiva estos datos en palabras del secretario de Relaciones Institucionales, José Luis Centella, aludiendo al mantenimiento frente al bipartidismo y a datos propios más positivos, pero se preveía una lucha dura por los escaños.

Así fue efectivamente. Al 98 por ciento del escrutinio, IU mantenía sus seis diputados, perdiendo desde un primer momento el de Jaén y ganando el de Huelva, aquel que supondría la salvación de su coordinador general. Esto supone un descenso de cuatro décimas en el porcentaje de votos, pasando del 7,51 por ciento de 2004 al 7,19 por ciento de 2008. Salvaba el grupo parlamentario, pero lejos del objetivo de crecimiento de la coalición y de alcanzar los resultados de años atrás.

Valderas mantenía el escaño en ese porcentaje de voto escrutado por escasos 600 votos, peleando por el último parlamentario de Huelva con el PSOE, una situación idéntica a la registrada en 2004 cuando los socialistas arrebataron a Valderas el escaño en los últimos minutos. Desde la organización se estaba especialmente pendiente de dos indicadores fiables hasta ahora de los resultados de la coalición en Huelva: Bollullos Par del Condado y la capital, con un descenso de 9 puntos en el número de votos en Bollullos (donde el PSOE_superaba a IU) y un aumento de 1,2 puntos en Huelva, al 77,8 por ciento del escrutinio y con un anormal descenso en el número de votos de PSOE.

De este escaño dependen muchas cuestiones. El líder andaluz de IU había establecido en los seis diputados su objetivo real, pese a que en público se situase en nueve. Aunque Centella tratase de matizar ayer el resultado considerando que "en Andalucía no ha habido fracaso" frente al resultado de las generales, lo cierto es que la consecución o no por parte de Diego Valderas del escaño al Parlamento andaluz es un punto fundamental para su futuro en una coalición en crisis.

Sin embargo, en las comparecencias realizadas a lo largo de la noche de ayer (habrá que esperar a hoy) las críticas no iban dirigidas a la actuación de la dirección andaluza, sino hacia la Ejecutiva federal.

Ayer mismo se retomaba la lucha interna en la coalición, de forma pública contra la organización en Madrid, con unas duras palabras pronunciadas por el secretario sevillano del PCA, Juan de Dios Villanueva: "Si Llamazares tiene dignidad política debería dimitir hoy mismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios