Felipe González pide en Jerez "una mayoría de verdad como la del 82" Pelayo dice que el 65% de los hogares de Jerez no llega a fin de mes

  • Alfredo Rubalcaba asegura que "los andaluces saben que la derecha le tiene fobia a Andalucía" en el mitin del pabellón Kiko Narváez ante más de 2.500 personas

El polideportivo Kiko Narváez se quedó ayer pequeño para acoger el mitin que el PSOE ofreció ante más de 2.500 personas. La alcaldesa, Pilar Sánchez, fue la encargada de abrir un acto en el que las primeras palabras estuvieron dedicadas a "las últimas cuatro víctimas de la violencia machista" y a los "compañeros del País Vasco que sufren el terrorismo de ETA". La diputada Mamen Sánchez, el consejero Antonio Fernández y el presidente de Diputación, Francisco González Cabaña, intervinieron también ante la multitud basando sus discursos en la necesidad de lograr la mayoría en las próximas elecciones y en reproches a la política del PP. Intervenciones en las que no faltaron alusiones a la Ley de Igualdad, de Dependencia y a la "niña de Rajoy". Tras estas breves intervenciones le tocó el turno al cabeza de lista al Congreso por Cádiz, Alfredo Rubalcaba, quien aseguró ante los presentes que "la derecha le tiene fobia a Andalucía y eso lo saben los andaluces". Al tiempo que acusó a los populares de querer provocar "amnesia colectiva porque Rajoy ha estado cuatro años mintiendo y ahora ya no le queda ninguna de sus mentiras".

Con todo, la intervención más esperada fue sin duda la última de la noche protagonizada por el ex presidente del Gobierno, Felipe González, quien fue aplaudido durante varios minutos. Nada más empezar, el histórico dirigente socialista aclaró que no llamó "imbécil" al líder del PP, Mariano Rajoy, aunque tras la polémica no tuvo problema en rectificar sus declaraciones asegurando que no llamó imbécil a Rajoy, sino que "era una imbecilidad" la frase del candidato del PP en un reportaje en 'El País', hablando sobre "si es mejor y más razonable que Zapatero". Así, ironizó asegurando que "rectificar es de sabios", aunque criticó que los dirigentes del PP no lo hagan. "Ni Pizarro ni Rajoy han rectificado nunca. Tengo tres folios enteros de insultos que el PP ha dicho sobre Zapatero en estos cuatro años", aseguró. En su intervención continuó refiriéndose a sus manifestaciones sobre Rajoy y criticó que el PP haya salido con manifestaciones sobre dichas afirmaciones y que "nadie" del partido "calle" al ex presidente José María Aznar, que "al mismo tiempo que ETA ponía una bomba en una sede del PSOE él decía que los socialistas siguen negociando". Asimismo, hizo especial hincapié en que en estos momentos puede hablar "con total libertad porque no estoy pidiendo el voto y soy como cualquier ciudadano", aunque incidió en la necesidad de lograr algo más que una "mayoría suficiente" para poder gobernar. Felipe González aclaró que es necesario "lograr una mayoría de verdad como la del año 82 para no dejar a España en manos de estos que no creen en ella (por el PP) y mucho menos en Andalucía". Por estos motivos subrayó que quiere que el PP "pierda por mucho, porque si pierde por poquito, van a dar, los mismos, otros cuatro años".

González aseguró que no hablaba desde el rencor y recordó que cuando perdió las elecciones en el año 1996 no salió enfadado, ya que fue él quien dio el resultado "sonriendo". Así, manifestó que "quien no sabe perder en democracia, tampoco sabe ganar" y afirmó que el PP no supo perder en el año 1993 "y pusieron obstáculo a todo" y tampoco "supieron perder en el año 2004 y han estado negando el pan y la sal de toda la política de Estado". El discurso de Felipe González repasó especialmente la guerra de Iraq, destacando el socialista que "la historia recodará a Aznar como el que nos metió en la guerra contra todos los informes", y sobre el proceso de negociación con ETA recordó que "todos los presidentes de la democracia española han intentado el diálogo con ETA, la diferencia es que cuando lo intentaban en la oposición no estaba este grupo de extrema derecha".

La número 2 al Parlamento de Andalucía por el PP, María José García-Pelayo, señaló ayer que el 65 por ciento de los hogares de Jerez tiene problemas para llegar a fin de mes, una cifra que el partido establece a partir de distintos datos aportados por respuestas parlamentarias e informes de Funcas (cajas de ahorro). Pelayo comparó los 23.000 euros que ingresan de media en los hogares españoles con los 20.200 que ingresan los hogares jerezanos. Recordó el objetivo que se ha marcado el PP a medio plazo para Jerez, la creación de 14.500 empleos (pleno empleo) y criticó al PSOE, "incapaz de reducir el paro pese a que gobierna en todas las Adminsitraciones". Pelayo repasó algunas de las propuestas en las que viene incidiendo desde antes de que diera comienzo la campaña electoral, como son la ciudad ecuestre, el parque del motor (ligado al circuito), la revitalización del Centro Agroindustrial (hoy llado PTA por los socialistas) o la atracción de empresas en sectores punteros como aeronáutica o domótica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios