Claves del camino a La Moncloa

  • El voto útil, la participación o las distintas posibilidades de coalición son algunas de las cuestiones decisivas que los candidatos aspirantes a ganar las elecciones tuvieron en cuenta durante la campaña

La participación de los electores y los resultados en una decena y media de provincias pueden ser determinantes en los resultados de las elecciones del 9-M, las primeras desde hace quince años en las que se han producido debates televisados entre los dos líderes con posibilidades de acceder a La Moncloa. Durante la campaña electoral ambos han eludido hacer referencia a los pactos poselectorales que serán necesarios para garantizar la estabilidad parlamentaria ante la posibilidad de que ni PSOE ni PP consigan la mayoría absoluta.

Éstas son algunas claves que podrían decidir las elecciones generales de mañana a la presidencia del Gobierno de España.

PARTICIPACIÓN

Aunque es difícil que la participación alcance al 77,2 por ciento del censo electoral como ocurrió en las elecciones de hace cuatro años, se espera que en las elecciones del domingo se produzca igualmente una alta asistencia a las urnas, superior al 70 por ciento, algo a lo que podría contribuir el atentado de Mondragón. Los estudios demoscópicos apuntan que cuanto mayor sea la participación, más posibilidades tendrán los socialistas de ser el partido más votado y con más escaños, mientras que una participación por debajo del setenta por ciento favorecería al PP.

Consciente de esta situación, el PSOE ideó como lema de su campaña Vota con todas tus fuerzas, una clara llamada para combatir la abstención como estrategia hacia la Moncloa. Además, Zapatero en todos sus mítines animó a que los ciudadanos acudieran a las urnas porque "esto está por ganar".

Los populares sin embargo, conscientes de que la abstención les favorecería, no han hecho ninguna llamada a la participación ciudadana.

PROVINCIAS DECISIVAS

Los resultados electorales en 18 provincias españolas podrían ser decisivos a la hora de repartir los últimos escaños.

El último escaño de Sevilla, Málaga, Toledo, Ciudad Real, de todas las provincias catalanas salvo Tarragona, de Guipúzcoa, Valladolid, León y La Coruña, entre otras, pueden dar la victoria a uno u otro partido.

En estas provincias los restos de unos pocos miles de votos pueden determinar de qué lado cae el último escaño en liza en cada una de esas circunscripciones, en algunas de las cuales, además, se juega un escaño más o menos que en las pasadas elecciones por las fluctuaciones del padrón.

LOS DEBATES TELEVISIVOS

Es difícil cuantificar en qué medida los dos debates televisados han podido influir en el voto de los ciudadanos o en que estos cambiaran sus intenciones después de haber escuchado a los candidatos del PSOE y del Partido Popular.

El amplio seguimiento televisivo contribuye a desmentir el desinterés ciudadano por la política. Tras los dos debates, las encuestas realizadas señalaron que Zapatero venció a Rajoy con claridad en ambos encuentros.

También ganó Solbes el duelo económico con el gran fichaje del PP para estas elecciones, Manuel Pizarro.

LOS NACIONALISTAS

Según los pronósticos de las encuestas, los dos grandes partidos nacionalistas, CiU (Convergencia y Unión), en Cataluña y PNV (Partido Navionalista Vasco) en el País Vasco, mantendrán prácticamente inalterada su representación en el Congreso y obtendrían, en el peor de los casos, un escaño menos cada uno.

Se prevé una caída importante de la representación de ERC (Esquerra Republicana de Catalunya), que podría perder el grupo parlamentario. Lo mismo puede ocurrir con Coalición Canaria que vería partida por dos su representación actual.

Desaparece la Chunta Aragonesista y se mantienen el BNG (Bloque Nacionalista Gallego) con dos diputados, Nafarroa Bai con uno y Eusko Alkartasuna también con uno, como integrantes del Grupo Mixto.

EL VOTO ÚTIL

Ante la situación de empate técnico que pronostican las encuestas con carácter previo a la campaña electoral, desde el PSOE han sido constantes los llamamientos al voto útil de la izquierda del que el gran perjudicado es IU (Izquierda Unida), que puede perder incluso el grupo parlamentario.

Sin embargo, sus expectativas dicen que pueden llegar a conseguir hasta siete diputados. Por eso su campaña ha ido orientada a convencer a los votantes de izquierda temerosos de que los socialistas tienen ganadas las elecciones y que el verdadero voto útil para la izquierda es el que reciba la formación que dirige Gaspar Llamazares.

PACTOS POSELECTORALES

Aunque los partidos mayoritarios no se han pronunciado sobre posibles pactos tras las elecciones, serán una realidad ante las perspectivas de mayorías relativas. CiU por ejemplo se ha mostrado dispuesto a pactar con el partido que gane las elecciones y no lo hará con el que las pierda. Este partido anunció además que "cobrará por adelantado" a su socio de Gobierno.

En el caso vasco, el apoyo estará acondicionado a la negociación sobre el "referéndum habilitador" que tiene planteado el lehendakari Juan José Ibarretxe. Por la izquierda, el PSOE podía pactar con IU si sus escaños fueran suficientes y Llamazares ya manifestó que el precio será que su partido forme parte del Gobierno.

Las encuestas muestran que los votantes del PSOE prefieren un pacto con IU a un pacto con los nacionalistas, mientras que los votantes del PP prefieren un pacto con el PSOE antes que con CiU o el PNV.

VOTO POR CORREO

Las solicitudes de los votantes que eligieron esta modalidad para hacer llegar su decisión a las urnas han aumentado un cuarenta por ciento con respecto a las últimas elecciones generales, y alcanzan la cifra de 770.000 personas, lo que indica que hay esperanzas de que la participación sea alta en estos comicios.

LOS JÓVENES

El voto de los 1,8 millones de nuevos votantes pueden ser determinante para inclinar la balanza electoral. Los socialistas presumen que se llevarán gran parte de este electorado, pero los populares también han dirigido sus esfuerzos a hacer propuestas dedicadas a este público, sobre todo de carácter económico.

LA CAMPAÑA ELECTORAL

En cuanto a los contenidos, la desaceleración económica, la inmigración, la lucha contra el terrorismo y el modelo de Estado han centrado las intervenciones de los principales líderes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios