CiU no tiene "ninguna prisa ni necesidad" de iniciar las negociaciones

  • Duran i Lleida recuerda que con sus 11 escaños son la única formación minoritaria que es "decisiva por si sola".

Comentarios 12

Comienza a tomar forma el cortejo postelectoral y parece que el pretendiente, José Luis Rodríguez Zapatero, no lo tendrá nada fácil para hacerse con los favores de la chica más guapa del baile: CiU, la única formación minoritaria que es "decisiva por sí sola". Lo recordó hoy su secretario general, Josep Antoni Duran i Lleida, que quiso dejar claro que CiU venderá caro su apoyo al PSOE. De momento, la federación nacionalista se pone el vestido de 'chica difícil' y asegura que no tiene "ningún tipo de prisa ni de necesidad" a la hora de iniciar los contactos con los socialistas.

La debacle de izquierdas en favor del llamado 'voto útil' para el PSOE, con IU y ERC como grandes damnificadas, convierten a CiU y sus once escaños en la única formación que por sí sola puede garantizar la gobernabilidad a Zapatero. En este sentido, Duran i Lleida recordó que tras la espectacular bajada de ERC (de 8 a 3 escaños) y la caída en barrena de IU (que sólo conserva 2 de los 5 diputados que logró en 2004) el PSOE no tiene "alternativa por la izquierda".

En todo caso, Duran i Lleida también quiso dejar claro que "el PSOE tiene otras alternativas que no pasan por CiU" y que tiene ser Zapatero el que dé el primer paso y "asumir la primera responsabilidad". "Mientras tanto, esperar y ver", apuntó el secretario general de CiU que insistió en que la federación "no tiene ningún tipo de prisa ni de necesidad de hacer ningún movimiento especial ni de mover ninguna pieza en particular".

Pero aunque aseguran que no tienen prisa, en CiU ya tienen claro los pasos a seguir una vez que reciban la llamada de Ferraz. Así Duran i Lleida marcó dos etapas diferentes en las hipotéticas negociaciones con los socialistas: una primera para la constitución de las mesas parlamentarias y la segunda para apoyar la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero. En este punto, reconoció que a CiU le gustaría poner al frente del Congreso a un candidato nacionalista, pero recordó que PP y PSOE ya sumarían para que José Bono fuera presidente de la Cámara Baja.

Y más allá de los cálculos postelectorales, el dirigente de CiU también quiso analizar los resultados en Cataluña y especialmente la espectacular subida del PSC que se debe, aseguró, por el "miedo" de los ciudadanos al PP que ha conseguido "tapar la mala gestión y el incumplimiento de Zapatero". Son, en todo caso, unos resultados que deben "hacer pensar a todos los catalanistas", apuntó Duran i Lleida.

La oferta del PNV

Reflexión es también una de las palabras más escuchadas en las filas del PNV después de ver como el 9-M encumbró a los socialistas vascos como la primera fuerza política de Euskadi y ellos se quedaron con un escaño menos. Resultados que Josu Erkoreka explicó también por el fenómeno de voto útil y la "feroz bipolarización" ya que "mucho voto nacionalista" se fue a Zapatero para "frenar" al PP.

Y si CiU esperaba la oferta de Zapatero, el PNV ya ha hecho la suya al líder socialista y espera su respuesta. Así, tal y como hizo ya ayer el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, el dirigente peneuvista señaló que Zapatero contará con el apoyo de sus seis diputados si "se compromete a poner toda esta fuerza parlamentaria a favor de un proceso normalizado de la política vasca". "Si no lo hace, obviamente, no contará con nuestro consenso, pero ahí está la oferta y esperaremos su respuesta", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios