La FIA prohíbe los repostajes desde 2010

  • El Consejo Mundial limita los presupuestos de las escuderías a 45 millones de euros

El Consejo Mundial de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) confirmó ayer una serie de cambios en el reglamento del Mundial de Fórmula Uno desde el 2010, entre los que destaca la prohibición de los reportajes y de los calentadores de neumáticos.

Según anunció la FIA, los repostajes en carrera quedarán prohibidos para así poder ahorrar dinero en transporte del material y también para incentivar a los constructores de motores a mejorar sus combustibles económicos. Los repostajes en carrera fueron reintroducidos en la Fórmula Uno en 1994 después de haber sido prohibidos una década antes.

Los calentadores de neumáticos también serán prohibidos desde el 2010, "al igual que cualquier otro dispositivo para mantener o aumentar la temperatura de las ruedas", agrega la FIA.

Igualmente, el máximo organismo del atumovilismo mundial anunció que a partir de la próxima temporada habrá un límite presupuestario voluntario de 45 millones de euros para los equipos del Mundial de Fórmula Uno.

Max Mosley, presidente de la FIA, sugirió en un principio que ese límite estaría en unos 30 millones de libras, un cifra demasiado drástica para los actuales presupuestos de las escuderías.

El Consejo Mundial ha explicó que los equipos tendrán la opción de competir dentro de un límite presupuestario de 40 millones de libras (45 millones de euros) a partir de la próxima temporada y que el número máximo de inscritos para la próxima edición del campeonato se amplía hasta los 26 coches. Creará incluso una comisión que vele por el límite presupuestario.

Según el Consejo Mundial ese límite presupuestario debe cubrir todos los gastos excepto los siguientes: Salarios de los pilotos titulares y probadores, incluyendo cualquier programa de jóvenes pilotos; multas o sanciones impuestas por la FIA; coste de los motores (sólo para 2010); cualquier gasto que el equipo pueda demostrar que no tiene influencia alguna en el rendimiento del coche; dividendos (incluida cualquier tipo de tasa) pagados de las ganancias relativas a la participación en el campeonato.

Con respecto a equipos como Lola, iSport, USF1 y Prodrive, que han expresado ya su interés en incorporarse al Mundial el próximo año, Mosley cree que los ingresos generados por participar en el Mundial sean suficientes para mantener a los nuevos equipos, además de los ingresos adicionales que puedan recibir por los patrocinadores.

Además, la FIA decidió aumentar el peso mínimo de los coches, con el piloto incluido, que pasa de los actuales de 605 kilos a los 620.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios