"El voto es la forma más adecuada de integración"

La diputada del PSOE por Jaén y ex consejera de Obras Públicas de la Junta, Concha Gutiérrez, forma parte de la comisión Nuevas Políticas e Instituciones para una sociedad de Igualdad, una de las ponencias que más enmiendas ha recibido. La jiennense se ocupa de las políticas de inmigración.

-¿Cómo va a quedar la parte de la ponencia centrada en la inmigración?

-Hay una coincidencia de dar al fenómeno de la inmigración una significación estratégica. En estos momentos, además, está bajo el 'efecto huida' por la crisis alimentaria, la desigualdad a nivel planetario y la situación tan difícil que padecen los países de África. Para abordarla, en primer lugar, hay que entablar una lucha sin cuartel contra la inmigración ilegal, y, a la vez, abrir las fronteras a la legal favoreciendo la cooperación con los países de origen. Y en segundo, propiciar la integración y la convivencia. Las enmiendas presentadas defienden el principio de igualdad de derechos y obligaciones en la línea que establece el TC. Es decir, en la necesidad de profundizar en políticas no discriminatorias y en la idea de favorecer el voto del inmigrante en las elecciones en los términos que marca la Constitución. El principal mecanismo de integración es la participación política en el entorno en el que vive el inmigrante. Además, es necesario el mantenimiento de los niveles de servicios para no se vean afectados por el aumento de la población.

-¿No teme que la enmienda sobre el voto de los inmigrantes en las municipales pueda ser interpretado como un acto de puro electoralismo?

-Es un debate que lleva tiempo y ahora es el momento de concretarlo poniendo el foco en la integración. Es una filosofía muy distinta de la que plantea el PP con el contrato de integración. El voto en las municipales y la igualdad de derechos y obligaciones son las vías más adecuadas para llegar a ella.

-¿Entrará en vigor en las municipales de 2011?

-El congreso del PSOE dirá que se ponga cuanto antes los mecanismos para que pueda ser efectivo el derecho al voto del mayor número de inmigrantes que tengan una residencia estable en España, en torno a cinco años. El partido estima que podríamos estar hablando de 1,3 millones de inmigrantes, al margen del 1,5 de la UE que ya vota. Afectaría a ciudadanos procedentes de Iberoamérica y Marruecos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios