El sargento español herido leve en Kosovo por una granada "evoluciona favorablemente"

  • El guardia civil Miguel Ángel Movina ya ha sido trasladado a la base militar de Istok

El sargento de la Guardia Civil Miguel Ángel Movina, que resultó herido leve la víspera en Kosovo por el impacto de esquirlas de una granada, se encuentra bien y ya fue trasladado a la base española de Istok, según informaron fuentes del Ministerio de Exteriores.

Movina, que pertenece a la Unidad de Policía de la Misión de Naciones Unidas en Kosovo (Unmik), resultó herido al ser alcanzado por restos de metralla durante los disturbios que se produjeron tras el desalojo que llevó a cabo la Policía de un edificio del Tribunal de Distrito de Motrovica, al norte de Kosovo, en la que conviven serbios y albaneses separados por el río Ibar.

Como consecuencia de estos enfrentanmientos, unas cien personas resultaron heridas, de las que al menos 30 eran policías y efectivos de la Unmik y de la fuerza de la OTAN.

El director general de la Policía Nacional y la Guardia Civil, Joan Mesquida, aseguró que el sargento de la Guardia Civil herido "evoluciona favorablemente" de las heridas que sufrió durante los violentos enfrentamientos de la víspera.

Mesquida, quien hizo estas declaraciones en Murcia, aseguró que "se va a estar en contacto con la ONU para analizar" lo ocurrido con el sargento de la Benemérita, aunque apuntó que "habrá que esperar a ver cómo evoluciona la situación".

Sobre un posible refuerzo de los efectivos y de un incremento de la contribución española, Mesquida puntualizó que "se está hablando de una misión en la ONU, en donde la Guardia Civil está integrada", y precisó que "será Naciones Unidas la que decida si hay que reforzar los efectivos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios