El presidente retoma hoy la agenda exterior con una cumbre económica y mediterránea

  • Zapatero será hoy el gran protagonista en el Consejo Europeo de Bruselas

El presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, retoma hoy su agenda exterior con un viaje a Bruselas para participar en el Consejo Europeo de primavera que estará centrado en temas económicos y también en el Mediterráneo, un viaje de una nueva etapa que los socialistas confían que pueda ser de mayor consenso interno en política exterior.

Así lo indicó el secretario de Estado de la UE, Alberto Navarro, quien deseó que una vez se conforme el nuevo Gobierno se pueda conseguir un mayor nivel de acuerdo con la oposición porque al estar más unidos dentro "seremos más fuertes" en Europa, dijo.

Zapatero llegará a Bruselas por la tarde y se hará querer entre sus colegas de partidos afines en la reunión previa a la Cumbre que tradicionalemente celebran los socialistas europeos en la capital comunitaria y en la que, sin duda, será el protagonista. Pero además, las felicitaciones por la victoria electoral se sucederán a su llegada al edificio del Consejo y precisamente para tener tiempo de poder charlar con todos, el gabinete del presidente en funciones no ha cerrado ninguna entrevista formal aunque, fuentes oficiales aseguraron que mantendrá contactos informales con muchos de sus colegas, entre ellos la canciller Angela Merkel y al francés Nicolás Sarkozy.

Además de los temas económicos, un asunto centrará el interés de nuestro país, la Unión para el Mediterráneo, que por primera vez será debatido a 27. Zapatero, defenderá que la propuesta signifique una profundización y un "paso más" en el Proceso de Barcelona iniciado en 1992, según explicó el secretario de Estado para la UE, Alberto Navarro, quien matizó, no obstante, que la propuesta está todavía en fase "muy preliminar" y que no será hasta la cita del 13 de julio en París, cuando se reunirán los jefes de Estado y Gobierno de la UE y los países del sur y saldrán documentos concretos.

Según explicó Navarro, tras el consenso al que llegaron Sarkozy y Merkel se deja también de lado la idea de crear "agencias y se va a proyectos concretos" en energía, agua, autopistas del mar o protección civil, entre otros asuntos.

España siempre ha visto con interés la propuesta pero también con cierta suspicacia porque no quería que le arrebataran el protagonismo que ha tenido en el Mediterráneo. No obstante, fuentes oficiales aseguraron que Zapatero ha estado en todo momento informado de las negociaciones franco- alemanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios