Los periodistas españoles en Marruecos dicen sentirse "amenazados"

  • Moratinos inicia "gestiones al más alto nivel" para intentar solucionar el problema

Los corresponsales españoles destinados en Marruecos denunciaron ayer el "acoso sistemático" y las "coacciones" y "amenazas" de expulsión a las que son sometidos por parte de las autoridades de Rabat, que en el último episodio de la polémica ha retirado la acreditación a la periodista de la Cope Beatriz Mesa por participar en un acto organizado por una asociación amiga del pueblo saharaui en territorio español.

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, hablaron ayer sobre el tema y el jefe de la diplomacia española ha iniciado "gestiones" al "más alto nivel" con las autoridades marroquíes para intentar solucionar los problemas de los que se queja la prensa y que son conocidos desde hace semanas en la embajada española en Rabat.

Los corresponsales subrayan en un comunicado que éste es "un último grito ante una situación insostenible". "Todos estamos amenazados por la arbitrariedad del Gobierno local y nos sentimos absolutamente desamparados", indica la nota. Los periodistas se quejan de que un "país amigo de España" secuestre su libertad y les someta a advertencias, coacciones y amenazas que les impiden informar con la mínima independencia exigible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios