La izquierda abertzale pide la liberación de Otegi

  • Líderes históricos del colectivo y representantes de Aralar y Alternatiba exigen en San Sebastián que se revoque la sentencia del 'caso Bateragune' y liberen a todos los condenados por la misma.

Comentarios 14

Históricos dirigentes de la izquierda abertzale así como representantes de Aralar, Alternatiba y distintos sindicatos han exigido este sábado en San Sebastián que se revoque lasentencia del denominado caso Bateraguney la liberación de los cinco condenados, entre ellos Arnaldo Otegi.

Varias decenas de personas, entre las que se encontraban los miembros de la izquierda abertzale Rufi Etxeberria y Jone Goirizelaia, así como el líder de Alternatiba, Oskar Matute, y la dirigente de Aralar Rebeka Ubera, entre otros, han participado este mediodía en un acto, organizado en vísperas de que el próximo día 28 el Tribunal Supremo analice el recurso presentado por la defensa de los condenados por el caso Bateragune.

En este proceso, Arnaldo Otegi y el ex secretario general de LAB Rafa Díez Usabiaga fueron condenados a diez años de cárcel por intentar reconstruir la formación ilegalizada a través del grupo Bateragune, mientras que Miren Zabaleta, la extesorera del PCTV, Sonia Jacinto, y el responsable de Haika en Alava Arkaitz Rodríguez recibieron penas de ocho años de reclusión. En la misma sentencia, la Audiencia Nacional absolvió a otros tres encausados: Txelui Moreno, Amaia Esnal y Mañel Serra, quienes también han estado presentes en el acto celebrado en San Sebastián, durante el que el cineasta Eneko Olasagasti ha leído un comunicado para rechazar el "cariz político" de la sentencia del caso Bateragune y ha convocado una concentración en Bilbao el mismo día en que el Tribunal Supremo analizará el recurso de la defensa.

"Una mayoría política y social de nuestro país -ha leído Olasagasti- interpretó en su momento que el objetivo del juicio que se desarrolló en junio del año pasado y la posterior sentencia era entorpecer y condicionar los avances que se están dando" en Euskadi, un "objetivo" que, según ha dicho, "no alcanzarán". "Con la dura condena contra" Otegi y el resto de procesados, ha afirmado Olasagasti, "el Estado español intentó realizar una demostración de fuerza basada en la represión" contra "una realidad política que a lo largo de los últimos años ha sufrido cambios sustanciales y de gran calado". "Una respuesta represiva -ha añadido- contra un escenario en el que una mayoría de la sociedad vasca vislumbra un horizonte de paz, justicia y democracia".

Ha recordado asimismo que "la mayoría social vasca rechaza que se utilice la judicatura, con fines políticos, contra el nuevo escenario" y "entiende que la defensa de todas las ideas políticas y la libre organización deben estar garantizadas". "En consecuencia -ha proseguido-, en esta nueva situación deben cesar inmediatamente las agendas políticas y jurídicas contrarias a la paz y las soluciones". En este comunicado, los congregados en el Palacio de Miramar de San Sebastián también se han reafirmado en su "compromiso con la solución democrática del conflicto, así como en el reconocimiento de la aportación que en esta tarea han realizado" las cinco condenados por el caso Bateragune. "Los encausados cuentan con el aval y la credibilidad de todos aquellos sectores políticos, sindicales y sociales de este país que siguen trabajando por la paz y las soluciones", concluye el texto leído en el acto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios