Los gobiernos central y vasco ratifican su intención de "hacer irreversible" el final de ETA

  • El PP reitera a la AVT que no se ha movido de su tradicional postura ante el terrorismo

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz y el consejero vasco de este departamento, Rodolfo Ares, ratificaron el compromiso de ambos gobiernos para "hacer irreversible" el final de ETA y consolidar la paz, la libertad y la convivencia.

Según informa en un comunicado el Ministerio del Interior, Fernández Díaz y Ares se reunieron en Madrid para analizar las políticas que ambos gobiernos están desarrollando para lograr que ETA desaparezca y han coincidido en que el objetivo fundamental es conseguir que la banda "tome la decisión de disolverse definitivamente".

Un paso que, en opinión de ambos ejecutivos, la banda terrorista tendrá que dar "sin pretender obtener ninguna contraprestación".

Fernández Díaz y Ares ratificaron el compromiso de seguir impulsando "una política de memoria" que garantice que no se olvide el drama y el dolor causado.

Además, ambos se han mostrado de acuerdo en mantener una política de exigencia con el mundo de la izquierda abertzale, con el objetivo de que estos "asuman sus errores y su responsabilidad por haber alentado y justificado el terrorismo de ETA", así como por haber dado "apoyo y cobertura" a los asesinos y sus cómplices.

Por su parte, el vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano y su secretario de Justicia, Derechos y Libertades, Iñaki Oyarzabal, reafirmaron a la presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, el compromiso del PP en la lucha contra ETA "sin ningún tipo de concesión política".

El encuentro con la AVT es la primera reunión de una ronda que tiene previsto realizar Oyarzabal con asociaciones de víctimas para transmitir que las víctimas del terrorismo continúan siendo "una prioridad" para el PP y que el partido "no se ha movido de su tradicional postura en materia antiterrorista".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios