Los funcionarios protestan al ritmo del 'Chiki-chiki'

  • Los manifestantes, que han creado su propia versión del éxito de Chiquilicuatre, han adaptado la letra de 'Clavelitos', 'Había una vez un barquito chiquitito', 'Asturias patria querida' y una jota, entre otras.

Comentarios 26

Los cerca de 200 funcionarios de Justicia en el ámbito no transferido, que desde este viernes se encuentran concentrados en los aledaños de la sede del Ministerio que dirige Mariano Fernández Bermejo, protestaron en contra de la negativa de la Administración a equiparar sus sueldos con los de los compañeros del ámbito sí transferido cantando y bailando una adaptación de la popular canción que representará a España en el festival de Eurovisión, 'el Chiki-chiki'.

Desde el pasado 4 de febrero, cerca de 9.000 trabajadores dependientes del Ministerio en aquellos órganos en los que las competencias aun no han sido transferidas mantienen una huelga indefinida para denunciar lo que consideran una "discriminación salarial", que en ocasiones alcanza hasta los 300 euros en comparación con los funcionarios de las comunidades autónomas en las que las que el Gobierno ya ha transferido sus competencias.

Coincidiendo con la convocatoria de la decimoprimera mesa de negociación entre sindicatos y representantes del Ministerio desde que comenzaron las movilizaciones, los trabajadores que habitualmente acompañan a sus representantes sindicales aprovecharon para desplegar esta peculiar versión de 'el Chiki-chiki', cuya primera estrofa dice: "Perrea, Perrea / Tengo un problema profesional / y vengo a contarlo, me voy a desahogar / soy funcionario judicial / y estoy en huelga desde hace una 'jartá'".

En esta letra no se obvian críticas y reproches al ministro de Justicia. Así, la segunda estrofa reza: "Lo saben los jueces, lo saben los fiscales/ Tu eres 'mu' tonto y 'tol' mundo lo sabe/ Lo saben aquí, lo saben en San Boi/ si hasta lo sabe la niña de Rajoy/ Baila Marianito, baila Marianito".

No obstante, el tema central de este 'Chiki-chiki de Bermejo' está destinado a denunciar la situación que los funcionarios consideran injusta como en la estrofa en la que insisten: "Con este sueldo no me llega 'pa na'/ Y si no me llega me voy a trasladar/ A Coruña, a Sevilla, a Pamplona o a Xativá/ Te juró por mi madre que aprendo valencià".

Según informaron fuentes sindicales, el autor de la novedosa versión es un funcionario de Ceuta conocido como El Quisquilla de África y los descabezaos, al que "su mujer le compró en una tienda unas gafas y un medallón enorme" para parecerse al autor del ‘Chiki-chiki' original, Rodolfo Chikilicuatre, que en sus actuaciones luce un tupé a lo Elvis, gafas y una pequeña guitarra de juguete.

Pero además, El Quisquilla de África ha realizado una grabación sobre su tema al estilo videoclip que ha colgado en Internet. En el vídeo se ve al creador junto a dos funcionarias convertidas en improvisadas bailarinas, como las que acompañan al autor del ‘Chiki-chiki' original en sus actuaciones.

Los tres funcionarios se encuentran en una sala de vistas y las dos bailarinas están subidas de pie en la mesa del juez. Al tiempo que los protagonistas cantan se puede ver la letra de la canción en la modalidad de karaoke. En el videoclip también aparece un imitador de Bermejo ataviado con una careta del ministro.

Además, del 'Chiki-chiki de Bermejo' los funcionarios también han adaptado la canción de 'Clavelitos, clavelitos' cuyo estribillo dice: "Zapatero, Zapatero/ Escucha de una santa vez/ son 200, ay 200/ que pedimos una y otra vez/ a Bermejo, a Bermejo/ que nos pague de una santa vez/ no te duermas y llámale pronto/ que este tío está loco de atar".

También están, entre otras, la versión del 'Asturias patria querida': "Bermejo ponte las pilas/ y baja ya a negociar/ pedimos sólo justicia/ respeto y dignidad. O hasta una versión del Pichi madrileño que dice: Bermejo/ es el ministro que castiga/ desde Soria hasta Melilla/ con insultos y mentiras/ sin talante dialogante/ un ministro dictador".

Mientras tanto, en el interior del Ministerio los representantes sindicales y los ministeriales, encabezados por la subsecretaria de Justicia, Susana Peri, y el director general de Relaciones con la Administración de Justicia, Julio Apezarena, mantenían la decimoprimera mesa de negociación entre ambas partes.

La reunión, que comenzó a las 11:00, se paró momentáneamente minutos antes de las 15:00, cuando el portavoz de la plataforma sindical Javier Hernández (CCOO) salió a la calle para explicar el desarrollo de la negociación a los funcionarios allí congregados.

Hernández explicó que ambas partes se encontraban todavía "muy lejos de un acuerdo" ya que, según dijo, a esa hora todavía no se había abordado la cuestión económica, "que es el escollo más importante". "No estamos ni siquiera en la fase de hablar de dinero", explicó el líder sindical, quien instó al Ministerio a "elaborar un texto que garantice un acuerdo en el que no se condicionen los planes de actuación". "Y ese acuerdo tiene que ser hoy, no en un futuro", remachó.

"Toda la negociación de hoy tiene que basarse en un acuerdo y no en una imposición, que no se equivoque el Ministerio de Justicia, estamos en el mismo nivel y no nos pueden tomar por idiotas", enfatizó Hernández entre los aplausos de los funcionarios congregados, antes de volver a entrar en el edificio para continuar la negociación, que sigue por la tarde.

Pese a todo, fuentes ministeriales valoraron que la reunión "marcha en mejores condiciones que otras anteriores" y ambas partes manifestaron su voluntad de seguir dialogando. "Una huelga que ya va por 54 días no se puede solucionar en una reunión", dijo Hernández, quien indicó que "a no ser que haya un cambio brutal por parte del Ministerio, la huelga continuará", incluida la manifestación que han convocado los funcionarios para este sábado en Madrid a las 12:00. La marcha comenzará en la misma sede del Ministerio de Justicia y terminará en el de Economía y Hacienda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios