España

Los etarras tenían 100 kilos de explosivo y 20 fiambreras-bomba

  • Capturan a tres miembros del aparato logístico de ETA en un apartamento de la región de Saboya, en los Alpes franceses · La operación policial propicia la localización de un zulo a 40 kilómetros de la frontera

Comentarios 46

Nuevo golpe, y doble, a ETA en Francia: la Policía Nacional y la Policía gala, en una operación conjunta, detuvieron la madrugada del miércoles a tres presuntos responsables del aparato logístico de la banda terrorista que suministraban armas, municiones y explosivos a los comandos, una captura que dio pábulo al hallazgo de un zulo con más de cien kilos de material para elaborar amonitol.

Los detenidos en Villarembert, en la región de Saboya, son Alberto Machaín, Andoni Sarasola -hermano de Mattin Sarasola, uno de los presuntos autores del atentado de la T-4 de Barajas- y Aitzol Etxaburu, cuya entrega será solicitada por la Audiencia Nacional para juzgarle por su participación en un atentado con coche-bomba perpetrado en un polígono industrial de Ávila en septiembre de 2005.

Etxaburu Artetxe, además, está considerado el responsable del grupo como sustituto en la logística del aparato militar de ETA de la miembro de la banda Itziar Plaza, detenida el pasado 4 de julio, y de Jurdan Martitegi, arrestado el pasado 18 de abril en Montauriol.

Las detenciones se produjeron en el departamento 73 de Le Corbier, en la región de Saboya, en los Alpes franceses. Los agentes han registrado la casa que ocupaban los tres etarras en el momento de la detención. En el apartamento se encontraron varias armas, municiones y una veintena de tupperwares listos para explosionar. Las fiambreras-bomba estaban preparadas con el circuito eléctrico y sólo hacía falta introducir el explosivo, según explicaron fuentes de Interior. En el registro, que se prolongó durante varias horas después de producirse las detenciones, se encontró también "abundante" material informático.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, también informó de que la detención de estos etarras fue clave para localizar un zulo en los Pirineos, a 40 kilómetros de la frontera con España, donde se hallaron 100 kilos de nitratro amónico y 12 litros de nitrometano, un combustible de aeromodelismo utilizado como reforzador de los explosivos.

La fotografía de Etxaburu estaba incluida en un cartel que tanto la Policía como la Guardia habían elaborado y distribuido en el verano de 2007 donde aparecían otros cinco terroristas. Etxaburu era el último terrorista que quedaba por capturar de ese grupo. En palabras de Rubalcaba, en los dos años que separan el verano de 2007 y el de 2009, las fuerzas de seguridad del Estado han detenido a uno de los terroristas más buscados cada cuatro meses.

Alberto Machaín, por su parte, era uno de los seis terroristas más buscados actualmente y su fotografía aparecía en los carteles distribuidos tras el atentado de Calviá que acabó con la vida de dos guardia civiles.

El tercer detenido ayer, Andoni Sarasola, había sido cabeza de lista de Lesakako Abertzale Sozialista, una candidatura que representaba a la izquierda abertzale que se presentó a las municipales de 2007.

La operación sigue abierta y el ministro confió en que la información obtenida en esta operación lleve a las fuerzas de seguridad a descubrir más material logístico que estos terroristas tendrían preparado para suministrar a los comandos.

Desde Lanzarote, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se sumó a las felicitaciones de Rubalcaba a la colaboración policial entre España y Francia y recordó a los miembros de la organización terrorista que "su único destino es ser detenidos y ser encarcelados, porque la fortaleza del Estado de Derecho se va a imponer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios