Una etarra desafía al tribunal y lanza un mitin en pleno juicio

  • Múgica dice que "el Estado está condenado a resolver el conflicto mediante el diálogo"

El Estado y el Gobierno están "condenados a resolver el conflicto político mediante la negociación y el diálogo". Ésta fue la proclama que ayer lanzó en pleno juicio la que fuera número dos de aparato militar de ETA Ainhoa Múgica, alias Olga, durante el proceso que se sigue en su contra ante la Audiencia Nacional por tenencia y depósito de explosivos y en el que se enfrenta a una pena de 20 años de prisión.

Múgica aprovechó su derecho a la última palabra para lanzar un mensaje desafiante en el que, además de dar por segura la negociación como único medio de acabar con "el conflicto" en el País Vasco, defendió también la postura de la izquierda abertzale al señalar la inutilidad de condenar los atentados de ETA. "Tanto que se habla de condenas pero el Estado y el Gobierno sí que están condenados a resolver el conflicto político mediante el diálogo y la negociación", afirmó antes de que el presidente del tribunal, Alfonso Guevara, interrumpiera su alegato señalando que esa opinión "no interesa para su defensa".

La ex número dos de aparato militar de ETA, cargo que ocupó hasta que fue detenida en 2002 en territorio francés, fue juzgada por los delitos de tenencia y depósito de explosivos durante la etapa en la que perteneció al comando Madrid, por los que el fiscal Pedro Rubira pide para ella una condena de 20 años de prisión.

Al inicio del juicio, Múgica expresó su intención de "no responder a las preguntas" que posteriormente le formuló el fiscal ya que el tribunal no tenía "ninguna autoridad para juzgar a la militancia vasca".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios