Una diputada del PP catalánasegura que Aznar es "un jarrón chino"

  • Montserrat Nebrera apuesta por una "regeneración" de caras en el cónclave de junio

La diputada del PP en el Parlamento catalán, Montserrat Nebrera, defendió ayer una "absoluta regeneración" en las filas de su partido, inmerso en un proceso de lavado de cara con la vista puesta en el cónclave del próximo mes de junio, para que pasen a un segundo plano las figuras que causan un "rechazo emotivo" en el electorado. En declaraciones a la televisión autonómica catalana, Nebrera aseguró que "hay personas que relacionan determinadas caras con determinadas circunstancias y emotivamente hay distancias muy difíciles de saltar", por lo que hay que apartarlas de la primera línea mediática.

En clave de renovación y al respecto de si este proceso debería comportar la retirada total del ex presidente José María Aznar, Nebrera equiparó al ex jefe del Ejecutivo con un "jarrón chino". "Los jarrones chinos, como en todos los partidos, son inevitables", dijo.

En su opinión, en España, "desgraciadamente", no hay la consideración política y social que otros países tienen hacia sus ex dirigentes. "Ojalá fuera así, de forma que todo el mundo entendiera cuál es el papel que tiene que jugar en cada momento histórico", afirmó.

Respecto al ex presidente del PP catalán Josep Piqué, de cuya mano Nebrera entró en las listas del PP en las pasadas autonómicas, la diputada consideró que no tuvo la "fortaleza" suficiente para luchar y aplicar sus ideas en el partido.

"¿Usted piensa que a Francisco Camps, en Valencia, le sopla alguien, o a Esperanza Aguirre le sopla alguien?", preguntó. Para Nebrera, la continuidad de Mariano Rajoy al frente del partido es la "más acertada" de las opciones para mantener la cohesión interna en el PP, aunque tildó de "imprescindible" que se produzca una renovación "total" de la formación tras perder las elecciones generales.

Y con respecto a Cataluña, lamentó que el PP catalán se vea como "un partido anticatalán, y eso no puede ser", por lo que le instó a trabajar para que los catalanes "piensen que vale la pena votar al PP" y, mientras ese momento no llegue, Nebrera confesó que su partido tiene "un problema".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios