Mas se interpone entre Puigdemont y los hiperventilados

  • Oriol Junquera acepta el reto de Ernest Maragall: "Es la hora de asumir el precio de la libertad"

Artur Mas junto al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont Artur Mas junto al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont

Artur Mas junto al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont / EFE

Comentarios 5

El ex presidente de la Generalitat Artur Mas ha tenido que salir este viernes a interponerse entre su sucesor, Carles Puigdemont, y quienes solicitan que levante de modo inmediato la suspensión de la declaración de independencia. Entre éstos están la CUP y la poderosa Asamblea Nacional de Cataluña (ANC). En una entrevista concedida a TV3 en su programa matinal, Mas ha defendido que la responsabilidad de contestar al requerimiento de Moncloa sobre el artículo 155 corresponde a Carles Puigdemont. “Si alguien cree que la independencia se consigue con el modo de proclamar la república es que no conoce la realidad”, ha indicado Artur Mas, el hombre que desató el proceso independentista.

Este mismo viernes, la CUP ha enviado una carta de tres folios a Puigdemont en la que le urge a levantar la suspensión de la república catalana ante la certeza de que ni el Gobierno central va a negociar ni hay hueco para una mediación internacional. A esta presión se suma la ANC, que reunió el domingo a su secretariado de modo urgente, para concluir que también hay que levantar una suspensión que, por otra parte, nadie votó en el Parlamento. La idea de los hiperventilados es que si el Gobierno aplica el artículo 155 en todo su contenido, Cataluña responda como una república constituida.

Ante ello, ha sido Artur Mas, que aún mantiene cierto liderazgo en el PDEcat, quien ha salido a intentar blindar de las presiones a Puigdemont. "Si un estado se declara independiente perno no lo reconoce nadie y no puede actuar como tal, es una independencia estética", ha resaltado Mas, para quien lo urgente sería convocar elecciones constituyentes. En cierto modo, y aunque le cambie el nombre, ya fue eso lo que él hizo en septiembre de 2016, convocar unos comicios llamados plebiscitarios.

El llamado estado mayor del proceso se reúne a partir de hoy en el Palau de la Generalitat para adoptar una decisión sobre el requerimiento del Gobierno. ERC no se ha pronunciado, mantiene un silencio estratégico. La única pista es la que ha dado el vicepresidente Oriol Junquera. Anoche, Ernest Maragall, uno de los ex dirigentes históricos del PSC, retó a Junquera en las redes: "represión o rendición, ¿no es hora de asumir el precio de la libertad?". El vicepresidente le contestó en minutos con un sí carente de matiz.

Carles Puigdemont tiene de plazo hasta el lunes a las 10 de la mañana para contestar al Gobierno. Debe aclarar si la independencia ha sido proclamada en Cataluña. Buena parte del Govern es partidario de contestar con el diario de sesiones donde se recoge el discurso del presidente del día 10 de octubre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios