El abogado de un condenado por el 11-M intenta resucitar la 'teoría de la conspiración'

  • El letrado intenta desmontar la versión oficial, pero el presidente del tribunal le corta en seco

Comentarios 11

Parecía que la autoría islamista en el 11-M era algo irrefutable, que ya no se ponía en duda. Pero no es así. El abogado del condenado Basel Ghalyoun solicitó ayer al Tribunal Supremo, que celebra esta semana las vistas por los recursos contra la sentencia de la Audiencia Nacional, la absolución de su defendido y, para ello, intentó resucitar la teoría de la conspiración al decir que la investigación estaba dirigida desde el principio a la vía islamista.

A este abogado, José Luis Abascal, encargado de introducir a ETA en el juicio de la Audiencia Nacional, ya le salió mal en aquella ocasión. Su principal defendido, Jamal Zougam, fue condenado como autor material de la masacre y con Galyoun tuvo suerte porque la testigo que le reconoció en los trenes se desdijo en el juicio y únicamente fue condenado a doce años de cárcel por pertenencia a organización terrorista.

Abascal puso ayer en duda que los explosivos utilizados el 11-M salieran del pozo minero de Mina Conchita, que éstos los robaran un grupo de asturianos, liderado por José Emilio Suárez Trashorras, y que se lo entregaron a un grupo de islamistas, con Jamal Ahmidan, El Chino, a la cabeza, por dinero y drogas.

Su discurso iba dirigido a atacar toda la prueba pericial del 11-M y desmontar la versión oficial pero el presidente del tribunal, Juan Saavedra, le cortó para preguntarle "en qué afecta la pericia" de los explosivos a su cliente.

Por otro lado, el abogado de Youssef Belhadlj, condenado a doce años por pertenencia a organización terrorista, aseguró que la única prueba que hay contra su cliente son las declaraciones ante la Policía de sus sobrinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios