Zapatero ultima los detalles del nuevo Gobierno en Doñana

  • El presidente del Gobierno medita durante la Semana Santa la composición de su nuevo gabinete, con Fernández de la Vega y Pedro Solbes como únicos pilares seguros

Comentarios 15

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, meditará durante la Semana Santa en Doñana los detalles de la estructura y la composición de su nuevo gabinete, aunque fuentes de su entorno dan por hecho que son cuestiones que ya tiene "muy perfiladas" y que se encuentran "sólo en su cabeza".

Zapatero sólo ha avanzado que su Gobierno se sustentará en los dos "pilares" de la legislatura pasada, María Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes, aunque, como es lógico, tendrá caras nuevas, y además se modificará la estructura del Ejecutivo.

Pero a partir de ahí todo son especulaciones respecto a nombres y cambios en la organización del Gobierno, como la posibilidad de que Fernández de la Vega tenga nuevas funciones en su papel de vicepresidenta, la creación del Ministerio del Portavoz o la separación de Trabajo y Asuntos Sociales.

El actual titular de este Departamento, Jesús Caldera, una de las personas de más confianza de Zapatero en el partido y que ha coordinado el programa electoral socialista, se ha mostrado dispuesto a seguir al frente de ese ministerio si así se lo pide el presidente, pero ha precisado que él ve "un tanto difícil" repetir cargo.

Fuentes del Gobierno están convencidas de que Zapatero desea seguir contando con Alfredo Pérez Rubalcaba, aunque éste ha advertido de que, "tras muchos trienios en política", va a reflexionar sobre su futuro. También se duda de la continuidad de Miguel Ángel Moratinos, pero en el Ejecutivo se apuesta por ella, al menos, hasta que España desempeñe la presidencia de la UE en el primer semestre de 2010. Este sería el principal escollo para que abandonara ahora Exteriores el secretario de Estado de la UE, Alberto Navarro, quien públicamente ha mostrado su deseo de dejar la política.

En caso de que Zapatero optara por hacer ya el relevo de Moratinos, en el mundo diplomático suena con insistencia el nombre del ex ministro canario Juan Fernando López Aguilar, y no se descarta como ministrable a Trinidad Jiménez, actual secretaria de Estado para Iberoamérica e integrante del círculo más cercano al presidente. De ese círculo forma parte también el ministro de Defensa, el leonés José Antonio Alonso, cuya permanencia en el Ejecutivo se da por segura.

Aunque algunas de las fuentes aseguran que Zapatero no estará "atado" para nombrar a parte de sus ministros con el fin de "contentar" a determinadas federaciones, hay coincidencia en que los buenos resultados de los socialistas catalanes y vascos pueden llevar aparejada una mayor presencia de éstos en el Gobierno.

Se da como segura la continuidad de la cabeza de lista por Barcelona y hasta ahora ministra de Vivienda, Carme Chacón, aunque podría cambiar de cartera, y entre los nombres que han aparecido en las quinielas procedentes del PSC están el actual secretario de Estado de Economía, David Vegara, y el presidente de la Diputación de Barcelona, Celestino Corbacho.

En nombre de los socialistas vascos vuelve a sonar como ministrable Ramón Jáuregui, quien también es citado por Ferraz como posible portavoz en el Congreso en sustitución de Diego López Garrido. Ese relevo colocaría también a este último con alguna opción para formar parte del equipo de Zapatero, quien seguirá contando con uno de su fieles, José Blanco, bien al frente del partido o bien adjudicándole una cartera.

Públicamente, Blanco no ha desdeñado hacerse cargo del Ministerio de Fomento por lo mucho que podría hacer desde el mismo por su tierra, Galicia, aunque esta cartera también es codiciada por el PSC, según ha dejado ver Corbacho recientemente.

La mayoría de las fuentes del PSOE y del Gobierno consultadas por Efe apuestan por la continuidad de Mercedes Cabrera, que tiene pendiente la reforma universitaria, así como por la de Bernat Soria y César Antonio Molina, que asumieron sus cargos el pasado mes de julio.

Hay opiniones distintas sobre la permanencia de Mariano Fernández Bermejo y Elena Salgado, pero casi nadie cree que Zapatero mantenga a Joan Clos y Magdalena Álvarez. También se prevé la salida de Medio Ambiente de Cristina Narbona, quien ha comentado en más de una ocasión de forma privada que ya lleva muchos años en primera línea política.

De los once ministros que concurrieron a las elecciones generales como cabeza de lista, sólo Chacón y Elena Espinosa consiguieron el objetivo de aumentar el número de escaños de los que disponía el PSOE en sus circunscripciones. De ahí que también se apueste mayoritariamente por que la titular de Agricultura permanezca al frente de esa cartera.

Las diversas fuentes consultadas citan además nombres como los de Miguel Sebastián, Consuelo Rumí, Elena Valenciano (quien también podría relevar a Blanco si éste abandonase la secretaría de Organización del PSOE) o Javier Rojo (actual presidente del Senado) para sentarse en la mesa del Consejo de ministros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios