Zapatero pide a los diputados que pasen "más tiempo en la calle que en los despachos"

  • El líder del PSOE aboga por "un entendimiento sincero y noble" de las fuerzas políticas para la derrota de ETA.

Comentarios 13

Favorecer el diálogo y el entendimiento frente a las actitudes más fundamentalistas. Este fue uno de los mensajes que el presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, lanzó a los parlamentarios que formarán parte del Grupo Socialista en el Congreso y en el Senado. A ellos les pidió que pasen "más tiempo en la calle que en los despachos" y auguró que los próximos cuatro años van a ser "una etapa mejor". "Lo mejor está por venir y está cerca", proclamó el jefe de Ejecutivo, que abogó por fomentar "un entendimiento sincero y noble" entre todas las fuerzas políticas para la derrota de ETA.

El Plenario del Grupo Socialista, compuesto por diputados y senadores electos y los eurodiputados, ratificó por aclamación a sus nuevos portavoces en el Congreso, José Antonio Alonso, y en el Senado, Carmen Silva, así como al resto de personas que conforman la Dirección del Grupo en ambas cámaras. Durante su intervención ante el Plenario, Zapatero pidió a los socialistas un esfuerzo para que "cumpliendo el deseo inmensamente mayoritario de los españoles" en la legislatura que empieza la semana que viene "primen los argumentos y se olviden las descalificaciones, primen las ideas y se arrinconen los insultos".

"Vamos a trabajar convocando a todos para que el entendimiento sobre España y su futuro sea un gran motor y un gran acicate ante todos los ciudadanos", proclamó el secretario general del PSOE, que se comprometió a, ya que los socialistas han obtenido "un caudal de representación mayor que hace cuatro años", llevar a cabo el proyecto político "con autonomía, con diálogo, pero con autonomía". Así, Zapatero dijo estar convencido de que los próximos cuatro años serán una etapa de "orgullo" de España "ante el mundo". "Os aseguro que va a ser una etapa mejor que la que hemos vivido en los últimos cuatro años. Lo mejor está por venir y está cerca", sentenció.

Tras mostrarse en disposición de abordar esta legislatura la reforma del Congreso y del Senado -que fueron imposibles de llevar a cabo en los últimos cuatro años- Zapatero pidió a los parlamentarios que no olviden que representan "a un partido que se llama socialista" cuyo proyecto "ha de tener como prioritarias las necesidades de los que no tienen de todo". Por ello, pidió a los suyos que trabajen "más tiempo en la calle que en los despachos" para "enriquecer" el proyecto, que tengan presente en todo momento el programa electoral que les he llevado a ganar las elecciones y que busquen acuerdos, pues "España necesita de acuerdos para los próximos cuatro años".

En este sentido, Zapatero recalcó que los socialistas serán el Grupo mayoritario en el Congreso y, como tal, deben "favorecer el diálogo y el entendimiento", aunque se topen con "las actitudes más fundamentalistas", pues el "partido central" debe ser "capaz de dialogar con todos" y actuar como "canalizador del diálogo con todos". Además, llamó a buscar "acuerdos en temas vitales para el buen funcionamiento institucional de la democracia" y "para el mantenimiento, la defensa y la extensión de los valores de la libertad y la democracia, y la lucha hasta conseguir el final absoluto de la violencia".

Así, tras reclamar el "arrinconamiento" del "terrorismo que sobra radicalmente en una sistema democrático y que tanto nos ha hecho sufrir", Zapatero dijo confiar en que en la próxima legislatura ese "sufrimiento compartido de la sociedad española sea el elemento central que permita un entendimiento sincero, noble, en los próximos cuatro años en la lucha contra el terrorismo". "Por nosotros no va a faltar", aseguró el presidente del Gobierno, cosechando los aplausos de los parlamentarios socialistas.

Unas declaraciones que el anterior portavoz adjunto del PP en el Congreso, Vicente Martínez Pujalte, consideró "más de lo mismo", es decir, muchas "buenas palabras", pero sin aportar soluciones a los problemas de los españoles. "El PSOE está como siempre", subrayó Pujalte, que aseguró que Zapatero no ha hecho otra cosa que criticar al PP y defender que se preocupa por los problemas de los ciudadanos pero sin ofrecer "nada nuevo" a los españoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios