Zapatero cambiará la estructura del Gobierno

  • El nuevo Ejecutivo estará centrado en la economía, el empleo y las políticas sociales.

Comentarios 19

El presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy que en la próxima legislatura la estructura del Ejecutivo "no a va a ser exacta al actual", porque trabaja en un gabinete centrado en "cuatro grandes objetivos". Así, la economía, el empleo, las políticas sociales y la modernización del país, serán los factores que predeterminen el Gobierno que formará Zapatero de cara a los próximos cuatros, aunque es previsible que repitan ciertos nombres. Por otro lado, el jefe del Ejecutivo destacó que, con 169 escaños, tiene unas "condiciones muy favorables" para la investidura, y deseó que el resto de grupos parlamentarios tenga en cuenta esa mayoría "contundente" a la hora de votar en el Congreso.

Precisamente, sobre la composición del futuro Ejecutivo, se pronunció hoy la vicepresidenta del Gobierno en funciones, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. "Yo estaré a disposición del presidente del Gobierno para trabajar al servicio de los ciudadanos donde él me considere más útil, él tiene la palabra", señaló de la Vega, que es uno de los dos "pilares" que Zapatero dijo querer conservar de cara a su segunda legislatura, por lo que es más que probable que la vicepresidenta repita dentro del nuevo Gobierno.

En todo caso, las caras visibles de ese Gabinete son de momento una incógnita. El presidente del Gobierno adelantó hoy que "el método de trabajo" que está siguiendo para decidir la composición del Ejecutivo de los próximos cuatro años es "poner por delante los objetivos para esta legislatura". Estos objetivos son, según precisó en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo Europeo de primavera en Bruselas: que la economía funcione; que se cree empleo, especialmente para las mujeres; avanzar en el proceso de modernización e innovación de España; y ganar posiciones en política social e integración.

"Estos son los cuatro grandes objetivos, en función de eso estoy trabajando y pensando en la composición del Gobierno, tanto en lo que afecta a su estructura, como en las personas", subrayó Zapatero, que precisó que la estructura del futuro Gobierno "está pendiente de concretar los objetivos, el discurso de investidura y, por supuesto, de hacerla lo más funcional posible" y que, en todo caso, "no va a ser exacta a la actual". Al ser preguntado por si la política antiterrorista será una de las prioridades, fue contundente: "la lucha contra el terrorismo siempre es una prioridad para cualquier gobierno de España. No puede ser de otra manera".

En cuanto a la sesión de investidura, que se baraja para el 7 y 8 de abril -apenas una semana después de que se constituyan las Cortes Generales el 1 de abril- Zapatero explicó que las conversaciones con los partidos para la misma todavía no han empezado. Al ser preguntado si cree que podrá ser investido por mayoría absoluta -algo que sí espera De la Vega si se respeta "la mayoría del Parlamento"- el presidente del Gobierno en funciones no se atrevió a hacer un pronóstico si obtendrá la mayoría necesaria en la primera votación o si tendrá que realizarse una segunda.

En todo caso, recordó que el PSOE está en "unas condiciones muy favorables" al tener 169 escaños y "una diferencia notable" con el segundo grupo político del Parlamento, el PP. Así, recordó que, tras el recuento del voto del extranjero, los socialistas han cosechado "el mayor número de votos de toda la historia que ha tenido un partido en unas generales", con un 44% de las papeletas y cuatro puntos más que el PP. "Es un resultado contundente y claro para obtener la mayoría parlamentaria", subrayó Zapatero, añadiendo que "los españoles han dicho claramente qué Gobierno quieren".

"Espero que esto forme también parte de la lectura de los otros grupos que tienen un papel decisivo a la hora de conformar la investidura", señaló Zapatero, que, haciendo caso omiso a las críticas de otros partidos a su candidato para presidir el Congreso, José Bono, consideró que el ex ministro de Defensa y número uno por Toledo en las pasadas elecciones "es el candidato que más posibilidades tiene" de sustituir a Manuel Marín al frente de la Cámara Baja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios