Tomás Gómez se rodea de fieles y prescinde de los críticos en la Ejecutiva del PSM

  • El reelegido líder socialista de Madrid aparta de la dirección a los que se enfrentaron a él

El reelegido secretario general del PSM, Tomás Gómez, prescindió ayer de los críticos a la hora de formar su nueva Ejecutiva en el XII Congreso Regional de este fin de semana, y aupó como número dos a una mujer, Maru Menéndez, que desde hace años trabaja con él en su proyecto.

Menéndez, diputada regional, senadora y representante del PSM en la ejecutiva federal, sustituye como secretaria de Organización a Trinidad Rollán, condenada en enero de 2011 a ocho años de inhabilitación y que fue ovacionada por los delegados después de que Gómez se refiriera a ella como "víctima de un sistema judicial que hay que cambiar desde abajo".

Menéndez, que fue la pasada legislatura portavoz en la Asamblea cuando Gómez todavía no era diputado, se plantea ahora dejar el cargo de portavoz adjunta para "centrar" sus esfuerzos en el partido, según explicó ella misma en los pasillos del hotel donde se ha celebrado el Congreso.

Su lugar en la Secretaría de Política Autonómica lo ocupa el diputado regional Óscar Iglesias, hasta ahora destacado miembro del "sector crítico", que ha sorprendido en este Congreso con su nueva posición.

La nueva ejecutiva del PSM ha recibido un respaldo del 74,37% de los delegados e incluye como vocales a tres partidarios de la candidatura de Sánchez Acera -el ex alcalde de Coslada Angel Viveros, el diputado regional Pedro Santín y el ex alcalde de Leganés Rafael Gómez Montoya- en una dirección que crece de 41 a 50 miembros.

En la clausura del Congreso, Gómez animó a sus correligionarios a mantenerse unidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios