Caso 'gürtel'

El TSJM imputa a Martín Vasco y le impone una fianza de 955.000 euros

  • El diputado regional del PP, que se negó a declarar hasta que se levante el secreto de sumario, está acusado de apropiarse de 467.166 euros.

Comentarios 6

El último diputado autonómico madrileño imputado en la Operación Gürtel, el popular Benjamín Martín Vasco, ha sido imputado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) por su presunta implicación en la trama de corrupción liderada por Francisco Correa. Además, el magistrado Antonio Pedreira le ha impuesto una fianza de 955.000 euros. El tribunal madrileño ha tomado esta decisión después de que Martín Vasco se negara a declarar ante el juez y anunciara que no declarará hasta que se levante el secreto de sumario. El TSJM atribuye a Vasco y a Alfonso Bosch, además de al también diputado autonómico Alberto López Viejo, la percepción de "importantes cantidades de dinero en atención a sus actividades de mediación e influencia con motivo de la adjudicación de contratos a varias empresas relacionadas" con Francisco Correa, supuesto 'cerebro' de la trama. Por su parte, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón le acusó en su auto de inhibición de apropiarse de 467.166 euros de la trama de corrupción. 

Pedreira decidió imputar a Martín Vasco, el segundo aforado madrileño que comparece como imputado ante el TSJM, al considerar que ha cometido delitos de cohecho, tráfico de influencias, fraude fiscal, asociación ilícita, blanqueo de capital y falsedad. Además, le acusa de participar en la trama dirigida por el empresario correa, de la que habría obtenido 467.000 euros, según el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

Asimismo y a petición del Ministerio Fiscal, el magistrado le impuso una fianza por valor de 955.000 euros, para asegurar las responsabilidades pecuniarias que pudieran declararse procedentes. Según fuentes jurídicas, esta fianza está encaminada a garantizar la devolución del dinero que está desaparecido. Si el imputado no deposita esta cantidad, se embargará al diputado la cantidad final que se establezca en el recurso, en el supuesto de que impugne esta decisión. No obstante, en ningún caso la fianza se ha impuesto para que aluda la prisión. 

Benjamín Martín Vasco acudió esta mañana, acompañado por su abogado Pedro Colino, a la sede del Tribunal de Madrid para comparecer en calidad de imputado. Al igual que hizo la semana pasada Alfonso Bosch, el diputado nacional se negó a prestar declaración ante Pedreira. Además, acogiéndose al artículo 24 de la Constitución, aseguró que no declarará hasta que se levante el secreto de sumario que pesa sobre las actuaciones de la causa.

Martín Vasco abandonó el pasado 18 de febrero la presidencia de la comisión de investigación del supuesto 'caso de espionaje' en la Comunidad de Madrid. La comisión se cerró poco después. Martín Vasco presentó el pasado 2 de abril su dimisión como portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid para que su implicación en la Operación Gürtel no perjudicara al Grupo Parlamentario. 

La acusación contra Martín Vasco se basa en unas conversaciones grabadas a Felisa Jordán, una de las imputadas en la causa, en las que asegura que Martín Vasco consiguió adjudicaciones de proyectos urbanísticos a favor de la empresa Martinsa en el Ayuntamiento de Arganda del Rey, y de haberse llevado por sus gestiones la cantidad de 30.000 euros. Se le ha acusado además de facilitar la entrada de Easy Concept en Arganda mediante la adjudicación de contratos públicos entre 2005 y 2007. 

También fue convocado ante el juez Pedreira el ex secretario de Organización del PP gallego Pablo Crespo, que llegó a la sede del TSJM en furgón policial. A las preguntas de los periodistas, Crespo expresó que se encontraba "muy bien, perfectamente" y "con ganas de declarar". Y al término de la declaración y antes de ser llevado de vuelta a la cárcel, manifestó que el interrogatorio había ido "muy bien"

El magistrado interrogó también a Adrián Senin Rico, estrecho colaborador y 'mano derecha' de Álvaro Pérez, el responsable de Orange Market conocido como 'El Bigotes'. Según el juez Garzón, Pérez regaló al presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, trajes y otros objetos de valor. Esta parte del procedimiento penal está siendo investigada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios