El Senado rechaza el plan de gasto para 2010 con la mayoría del PP

  • Salgado dice que la devolución al Congreso del techo del gasto no supone "un revés"

El Pleno del Senado rechazó ayer, como se preveía, el techo de gasto para 2010 y los objetivos de estabilidad presupuestaria para el trienio 2010-2012 presentados por el Gobierno, cifras que vuelven al Congreso, donde se espera que se aprueben definitivamente la próxima semana.

El PP, que tiene la mayoría en la Cámara Alta, consiguió en el Senado el rechazo al primer trámite de los Presupuestos Generales del Estado de 2010, junto con los votos en contra del PNV y de ERC.

Los senadores socialistas, junto con los de Coalición Canaria y los seis integrantes del Grupo Mixto, sumaron los votos a favor, mientras que CiU, Esquerra Unida y Alternativa y el BNG se abstuvieron.

La posición de los partidos sobre el techo de gasto en el Congreso se repitió en la Cámara Alta, según recordó la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, para quien el rechazo no supone "ningún revés" para el Gobierno. "Sabemos leer y sabemos contar", dijo Salgado, consciente de que el límite de gasto presupuestario se aprobará sin problemas la próxima semana en la Cámara Baja.

En su intervención en el Pleno, Salgado volvió a defender este techo -182.439 millones de euros, el 4,6% menos que el dinero que se empleará para 2009- para un año "especialmente complicado" que el Ejecutivo afrontará "con austeridad" para reconducir el déficit público a los límites exigidos antes de 2012. La ministra insistió, como hizo en el Congreso, en que ya hay datos que muestran que la caída de la economía se está moderando, y aseguró que en 2011 y 2012 el crecimiento será "más fuerte y sostenido".

En tono irónico, el senador del PP Francisco Utrera dijo que está de acuerdo con Salgado en que la economía va a seguir cayendo, el paro seguirá aumentando y el déficit público aún no se va a recuperar. Utrera criticó que, "por culpa del Gobierno socialista", esta votación no se haga mediante el procedimiento del veto y no implique que el Ejecutivo tenga que presentar nuevas propuestas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios