Saénz de Santamaría: "Haremos una oposición firme y constructiva, pegada a la gente"

  • "Parece que nada va a cambiar en el PP", señala Blanco, aunque cree que corresponde a ellos demostrar a qué están dispuestos.

La nueva portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Saénz de Santamaría, anunció, poco después de conocerse su nuevo cargo al frente del Grupo Parlamentario Popular, que su partido ejercerá en la próxima legislatura una "oposición firme y constructiva, responsable y sólida, pegada a la calle, a la gente, a sus problemas y necesidades". Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, consideró que, en base al discurso del líder del PP, Mariano Rajoy, "parece que nada va a cambiar" en el principal partido de la oposición, aunque añadió que corresponde a los populares demostrar con sus hechos si están dispuestos al "entendimiento" y optarán "por la autoexclusión".

Santamaría, en rueda de prensa tras hacerse público su nombramiento durante la Junta Directiva Nacional del PP, dijo esperar una "relación de diálogo sereno, pero serio" y "fluida y responsable" con su homólogo socialista, José Antonio Alonso. Aunque Rajoy aseguró el viernes que ni los elegidos para dirigir el Grupo Parlamentario lo sabían, la nueva portavoz afirmó que el líder del PP le comunicó que ella era la elegida "con el tiempo suficiente" y que ya han "empezado a trabajar", aunque no quiso desvelar ni cuándo ni cómo le trasladó la noticia.

En cualquier caso, Santamaría anunció que su partido ejercerá en la IX Legislatura que empieza mañana una oposición "firme y constructiva, responsable y sólida, pegada a la calle, a la gente, a sus problemas y necesidades". Según señaló, esta línea es seguir "insistiendo" en la que ya mantuvo el PP en la anterior legislatura, intentando buscar acuerdos que el PSOE "no ha aceptado". Entre los primeros encargos de Rajoy, la nueva portavoz situó todos aquellos aspectos de carácter "interno y de organización", y aseguró que trabaja para que el funcionamiento del Grupo Parlamentario sea "muy dinámico" y para que los cargos electos estén "al servicio" de los 154 diputados del PP.

Tras insistir en esa idea de que todos los diputados del partido "tendrán tareas" y "protagonismo" y que todos ellos podrán llegar "hasta donde quieran", Santamaría no desveló qué votará su partido ni en la investidura del nuevo presidente del Gobierno ni en la elección del presidente del Congreso, una decisión que se conocerá tras la reunión mañana del Grupo Parlamentario, previa a la sesión de constitución de la Cámara Baja. Sí aseguró que ya trabaja en la sesión de investidura y en las iniciativas que presentará el PP "en los primeros días" de legislatura, aunque no confirmó si una de ellas será la retirada del permiso que el Congreso dio al Gobierno para negociar con ETA.

Por su parte, el número dos del PSOE, en rueda de prensa tras la reunión de la Comisión Permanente del partido, eludió valorar el nombramiento de Santamaría y señaló que ahora cabe observar al PP para ver si inicia una estrategia de diálogo o de "confrontación premeditada" como en la anterior legislatura. "Parece que nada va a cambiar en el PP", consideró Blanco, que señaló que, del discurso de Rajoy ante la Junta Directiva, se interpreta que "la estrategia les dio resultado" y que, por tanto, "van a seguir en la misma estrategia que siguieron en la anterior legislatura".

No obstante, señaló que los populares tienen mañana, en la sesión de constitución de las Cortes, una oportunidad de demostrar si quieren "emprender un camino de diálogo, de entendimiento, de acuerdo, de sensatez política alejada del debate que ha protagonizado el PP en los últimos cuatro años". "Será un primer indicador del talante", juzgó Blanco, en referencia a la posibilidad de que el PP ceda uno de sus puestos en la Mesa del Congreso para dar cabida a los nacionalistas, algo que, a juicio del dirigente socialista, los populares deben hacer para ser "respetuosos con esa realidad plural de la sociedad española".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios