Rubalcaba prefiere "pactos estables" y "aliados claros" para afrontar la nueva legislatura

Más vale pájaro en mano... Esta es la máxima del ministro del Interior en funciones, Alfredo Pérez Rubalcaba, que, interrogado sobre sus preferencias a la hora de cerrar acuerdos postelectorales afirmó que prefiere "pactos estables" y "aliados claros" para afrontar la nueva legislatura. En todo caso, Rubalcaba reconoció que dado el resultado electoral, el nuevo Ejecutivo depende menos de los acuerdos con otros partidos y "tiene un margen de maniobra para hacer leyes sin dificultades" gracias a su "mayoría más amplia".

El titular de Interior también se refirió a la posibilidad de que sea el PNV una de esas formaciones con las que se llegue a un acuerdo y se limitó a señalar que el nacionalismo vasco "está ahí y con el que hay que estar hablando". "Unas veces se pacta y otras veces no, pero nadie puede desconocer que hay un PNV que tiene más de 100 años y que ha estado en todas las legislaturas democráticas", dijo Rubalcaba, que, sobre el plan soberanista de Ibarretxe y su referéndum, insto al PNV a tomar "nota de lo que ha pasado" en las urnas. 

En todo caso, volvió a mostrar su total negativa a su celebración aunque apostó por dar a esta propuesta una "respuesta política, aunque sea para decirle que no". En cuanto a la composición del nuevo Gobierno, Pérez Rubalcaba insistió en que es decisión del presidente, aunque los afectados "tienen derecho a pensárselo". En su caso, aclaró que "se equivocan" quienes aseguran que no va a estar en segunda fila política. "Alguna vez lo estaré. Y yo he estado en segunda línea", apuntó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios