España

Rajoy: "Los españoles vamos a pagar los errores y las gracietas de Zapatero"

  • El líder del PP rechaza cualquier subida de impuestos, ya que "supondrá más paro y más recesión".

Comentarios 57

El presidente del PP, Mariano Rajoy, advirtió este sábado al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, que los populares "se opondrán a cualquier subida de impuestos que proponga" porque, a su juicio, supone que los españoles "paguen sus errores y gracietas".

En su intervención en la apertura del curso político, que el PP celebra en la localidad pontevedresa de Soutomaior, Rajoy censuró el anuncio realizado por Zapatero de subir las cargas a los ciudadanos y avisó de que ello supone "más recesión y más paro", al tiempo que "darle una vuelta de tuerca a la maltrecha situación de las familias y las empresas".

"El PP se va a oponer a cualquier subida de impuestos", resolvió el presidente nacional, y lo contrapuso con que "el PP siempre apoyará a los emprendedores, a los que tengan un bar, un taller o a cualquiera que sea capaz de genera empleo, apostilló".

Mariano Rajoy hizo hincapié en la necesidad de que España cuente con un Gobierno "austero" y lamentó que, en la actualidad, con lo que cuenta es con Zapatero, que "es una máquina de gastar dinero que no hay y el de los españoles". "Está endeudando e hipotecando", resumió y reclamó que su deber es "generar confianza".

"España necesita un Gobierno que dé seguridad", continuó el presidente de los populares, quien aseveró que los ciudadanos "tienen que saber a qué atenerse" frente a un presidente del Gobierno que se ha convertido "en una máquina implacable de emitir palabras que nadie se cree y en el mejor antídoto contra la generación de confianza".

"No se puede tener un Gobierno que contente a todos, pero sí que diga a dónde va", constató, y aseguró que España "tiene potencia para crear bienestar, riqueza y empleo".

En su intervención, Rajoy realizó un repaso por las últimas medidas y anuncios del Ejecutivo central y concluyó que España tiene "dos importantes problemas, el paro y la situación económica y la incapacidad del Gobierno para afrontar la crisis".

Recordó datos como el de la caída de PIB en un 4,2%, de la que advirtió que se trata de la "mayor" en la historia del país o datos como la bajada del crecimiento económico en un 1,1% frente a países como Francia y Alemania, que han mantenido una subida.

"El desplome no encuentra parangón, ése es el balance de Zapatero y los 1.400.000 personas que perdieron su puesto de trabajo", concluyó el presidente de los 'populares', quien constató que "España se aleja de Europa y Europa se aleja de España".

Por contra, Rajoy aseguró que el PP "está en el centro de la política del país y va por el buen camino", aunque queda "mucho por recorrer". "Este curso va a ser difícil y estará marcado, desgraciadamente por la crisis", auguró, y lamentó no tener "ninguna confianza en las políticas que pueda poner en marcha el Gobierno, porque no tiene ningún plan y no sabe adónde va".

No obstante, afirmó que los 'populares' "presentarán alternativas" en el Congreso y están "dispuestos a hablar". Sin embargo, avisó de que "no están dispuestos a hacerse fotos para no decir nada, ni una idea.

Durante su intervención , Rajoy censuró el "fracaso total y absoluto" del diálogo social y acusó al Gobierno de haber sido "incapaz" de poner de acuerdo a la patronal y sindicatos. En la misma línea, criticó que "no haya acuerdo de financiación autonómica, sino una imposición" y que, ahora mismo, "no se haya dicho a los españoles cuánto les toca a cada uno".

Del mismo modo, reprobó -entre las acciones de los últimos dos meses- que decidiese que el cierre de Garoña se realice en 2013, obviando al consejo general de la energía. "Si le parece mal, que la cierre ya, pero ¿por qué en 2013?", se preguntó.

Además, le acusó de "improvisar" y calificó de "chapuza" la medida de 420 euros para parados sin prestación. "Lo aprueban el 13 de agosto y Zapatero dice ayer que está dispuesto a modificar lo que aprobó hace media hora", ilustró.

Finalmente, se refirió a la intención de incrementar los impuestos y censuró que "no se sabe" sobre qué tasas gravará. "Lo único que es seguro con él (Zapatero) son más paro y recesión", contrastó y recetó que para salir de la crisis, "hay que hacer políticas serias".

También el presidente de los 'populares' gallegos, Alberto Núñez Feijóo, consideró que Zapatero está "pasmado" y "no es capaz de adoptar ni una sola iniciativa que se mantenga en el tiempo". "No es lo mismo subir que bajar, no se puede decir que bajar los impuestos es de izquierdas y que subirlos, también es de izquierdas", avisó.

En todo caso, reafirmó los adjetivos de "limitada y temporal" que otorgó el presidente del Gobierno a la medida de subir los impuestos, porque "no se pueden subir mucho más impuestos y porque seguro que Rajoy los bajará dentro de dos años", proclamó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios