Prisiones propone que las víctimas puedan recurrir excarcelaciones de etarras

  • El secretario general de Instituciones Penitenciarias defendido la llamada vía Nanclares, que permite acercar al País Vasco a presos arrepentidos y que accedan a beneficios penitenciarios.

Comentarios 3

El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, propondrá que las víctimas del terrorismo puedan recurrir la concesión de beneficios o de la libertad condicional a presos etarras decididas por el juez de vigilancia penitenciaria o por la Administración. "Creo que la víctima debe tener la legitimación activa que en este momento no tiene de que cuando haya una resolución de la administración penitenciaria o del juez de vigilancia penitenciaria que afecte a sus intereses pueda personarse y estar legitimada para recurrir", ha dicho Yuste tras intervenir en el VII Seminario Información, Víctimas y Terrorismo.

El secretario general de Prisiones, que pretende que esta posibilidad se incorpore al Estatuto de la Víctima que prepara el Ministerio de Justicia, ha recordado que actualmente sólo el afectado por la medida -es decir, el recluso- y el Ministerio Fiscal pueden recurrir las decisiones del juez de vigilancia penitenciaria. Durante su intervención en el seminario, Yuste ha abogado por que se modifique "cualquier elemento de la actual regulación penitenciaria que pueda dar lugar a arbitrariedad". Además, ha defendido la llamada vía Nanclares -por la que una veintena de presos etarras arrepentidos han sido trasladados a cárceles del País Vasco y han accedido a beneficios penitenciarios- y ha recordado que esta fórmula no es nueva y ha existido "siempre". Yuste ha subrayado que es difícil dejar de aplicar esta fórmula porque ello supondría "derogar" el actual Código Penal, que prohíbe que las penas se ejecuten de forma diferente a como están reguladas.

El responsable de Prisiones ha recordado los requisitos que deben cumplir los reclusos de ETA que deseen disfrutar de los beneficios penitenciarios que contempla la ley, en especial la desvinculación de la banda, el arrepentimiento por sus crímenes y la petición expresa de perdón a sus víctimas. No obstante, Yuste ha reconocido que resulta "más complicado" cumplir la exigencia de una colaboración activa con la Justicia que, a su juicio, solo puede exigirse al preso que está en condiciones de colaborar porque conoce atentados por resolver.

En este sentido ha dejado claro que la vía Nanclares también tiene marcha atrás y que desde que hace unos meses se puso al frente de Instituciones Penitenciarias se ha "alejado" a dos presos que se encontraban en cárceles cercanas al País Vasco. "En este momento hay un gran estrépito con el mundo de los presos, pero el mundo carcelario no da para muchas magias y no hay nada nuevo bajo el sol", ha subrayado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios