La caída de Pasqual Maragall comenzó a gestarse en una reunión del PSC en 2006

  • Un libro narra la soledad política del ex presidente de la Generalitat y las maniobras para echarle

El libro Mil dies amb PM del que fuera director de comunicación de la Generalitat en época del ex presidente Pasqual Maragall, Jordi Mercader, cuenta la soledad de los últimos días de gobierno de Maragall y los movimientos de su propio partido para echarle.

El libro, editado por La Magrana, es una "crónica subjetiva" de alguien que vivió al lado de Maragall los mil días de su efímero Gobierno, en la que se narran episodios como el viaje de Carod-Rovira a Perpiñán o la degradación de las relaciones entre Maragall y Jose Luis Rodríguez Zapatero.

Mercader explica que en sus últimos días de president, Maragall se quedó solo frente al partido y Zapatero, ya que nadie en el PSC apostó por su posible reelección por los convulsos sucesos de su etapa al frente de la Generalitat.

Según Mercader, el día que comenzó la ruptura definitiva entre Maragall, el PSC y Zapatero fue cuando el presidente del Gobierno intervino ante el Consejo Nacional de los socialistas catalanes, en febrero de 2006, en el cual Maragall no tenía turno de palabra. Maragall había sido invitado a este acto y decidió que si él, en su calidad de presidente del PSC, no podía hablar, "no asistiría" al acto, explica Mercader en el libro.

Tras el amago de no asistir, la dirección accedió a la petición de Maragall para poder hablar, aunque "nada hacía pensar que estábamos a pocos minutos de presenciar una escena definitoria del cambio que estaban viviendo en primera persona Zapatero y Maragall".

Las siguientes actuaciones de Zapatero sin Maragall, como la visita del presidente del Gobierno tras el hundimiento del Carmel o la negociación del Estatut con CiU, acabaron con la relación entre los dos dirigentes socialistas, y con la salida de Maragall.

La decepción de Maragall con Zapatero se consuma en el debate del Estatut entre los dos socialistas y el líder de CiU, Artur Mas, en La Moncloa, en el que Mercader sostiene que Zapatero pidió a Maragall su renuncia para conseguir el sí de Mas al Estatut.

Las relaciones entre el presidente del Gobierno y Maragall estuvieron tan al límite que hasta la mujer de Maragall, Diana Garrigosa, le espetó tras un mitin pro Estatut a Zapatero: "¿Qué te ha hecho mi marido para que le trates tan mal?"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios