España

El PSOE replica que es la acusación "más infamante de la historia de la democracia"

  • Rubalcaba reitera al PP que debe fundamentar su denuncia de escuchas con pruebas

Comentarios 2

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, tachó ayer de "rotundamente falsa" e "infamia gravísima" la denuncia del PP de escuchas ilegales a dirigentes de su partido y le advirtió que esas acusaciones son "intolerables en democracia". "El Estado de derecho no está investigando al PP; los jueces, los fiscales y los policías investigan a presuntos corruptos que también existen en el PP, como en otras formaciones políticas, porque ese es su trabajo", subrayó en una rueda de prensa convocada para informar sobre los últimos atentados en Palma.

Según explicó, el Gobierno ha esperado seis días a que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, acudiera a los tribunales o rectificara "el disparate del verano" y entiende que si no ha hecho ni una cosa ni otra, la conclusión es que la acusación es "rotundamente falsa". "Una infamia gravísima que no puede quedar sin respuesta", aseguró Rubalcaba, quien señaló no obstante que él no es partidario de acudir a los tribunales y apostó por dar al PP una respuesta política. El ministro insistió en que "esas acusaciones se hacen con pruebas y en el juzgado, no en una playa y sin pruebas", ya que se trata de "la declaración más infamante de la historia de la democracia".

Dirigentes del PSOE coincidieron ayer en criticar "la altanería, la gallardía y la prepotencia" que, a su juicio, está demostrando el PP con sus denuncias sobre las supuestas escuchas ilegales a algunos miembros de su partido y pidieron una vez más a la secretaria general del PP y al vicesecretario general de Política Autonómica, Javier Arenas, que dimitan por llevar a cabo una estrategia que tacharon de "canalla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios