El PP cuestiona los pactos con Mas por su "delirio independentista"

  • El pronunciamiento de CDC en favor de un Estado propio amenaza la estabilidad del Parlamento catalán, mientras los partidos secesionistas aplauden el giro

Comentarios 1

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, anunció ayer que retirará su apoyo al Gobierno de Artur Mas si hace suyo el objetivo de CDC -Convergencia Democrática de Cataluña, uno de los dos partidos que forman la coalición CiU- de alcanzar un Estado propio para Cataluña, y pidió una reunión con el presidente.

El congreso del sábado de la formación "deja una situación muy preocupante, abre un período de reflexión sobre las relaciones PP-CiU. Nos hace replantearnos toda colaboración", advirtió Sánchez-Camacho, que puso así en jaque la estabilidad parlamentaria del partido gobernante.

CDC rompió su "tradición moderada" el sábado, por lo que "ya no representa a la mayoría de los catalanes", toda una oportunidad electoral a ojos del PP.

"Hoy traslado mi oferta a los votantes de CDC que no quieren romper con España. Nuestro objetivo no será sólo atraer votantes del PSC sino también de Convergencia, por lo que el PP puede salir beneficiado de este giro independentista y radical", esgrimió.

El PP entiende que es un "antes y un después" en la historia de Cataluña al optar CDC por un proyecto "minoritario, y de confrontación", como es la independencia.

"CDC se ha metido en una burbuja de vidrio y ha optado por los delirios independentistas. No son momentos para la épica ni para la confrontación sino para el consenso", consideró. Asimismo, Sánchez-Camacho advirtió a Mas que necesita al Gobierno español para salir de la crisis.

Por otro lado, las formaciones independentistas que están en el Parlamento catalán, donde CiU tiene mayoría simple, celebraron el pronunciamiento. ERC incluso se ofreció a Mas como socio y pidió que sea él quien rompa los pactos. Aún así, los republicanos instaron a CDC a hacer creíble el giro por el Estado propio

La minoritaria Solidaritat Catalana (SI) celebró invitó a CDC a dar "el paso de ser también practicantes independentistas".

También se pronunció ayer el Secretario General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ve "mal" el paso "hacia fuera" de CDC. "Prefiero una convergencia radicalmente autonomista a una convergencia independentista", concluyó.

El que quizá sea el partido más hostil al soberanismo, Ciutadans, exigió al PP la ruptura de los pactos y aseguró que la postura de CDC "no cabe en el Estado de Derecho".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios