El PNV apuesta por "renovar" el Estatuto y negociar "ajustes constitucionales"

  • La formación abertzale expresa su voluntad de diálogo para lograr que 2008 sea "el año del desbloqueo político" en Euskadi.

Comentarios 5

Con motivo de la celebración del Aberri Eguna 2008 (día de la Patria Vasca), el PNV elaboró un documento en el que aboga por "retomar y renovar" el pacto estatutario desde la perspectiva del derecho a decidir del ciudadano. Del mismo modo señala en el texto que buscará con "todas sus fuerzas" un acuerdo con el Estado, intentando para este fin, negociar con "ajustes constitucionales" y responder así al deseo social. En un día tan señalado para Euskadi, la formación abertzale expresó también su voluntad de diálogo para lograr que 2008 sea "el año del desbloqueo político" en Euskadi.

En su manifiesto, de cinco páginas, el partido nacionalista defiende la capacidad de la sociedad vasca a ser consultada y a que su voluntad "democráticamente expresada" sea "respetada por el Estado". Por ello, señalan en el documento, el PNV quiere defender "con todas sus fuerzas" un acuerdo político con el Gobierno central destinado a lograr el respaldo de la mayoría de la ciudadanía vasca "sin vetos, ni ventajismos coyunturales" y plantea una "obligación recíproca de las partes" de negociar "los ajustes constitucionales para responder al deseo expresado" por la sociedad vasca.

El PNV recuerda también que el Estatuto de Gernika fue "un verdadero pacto político" que se "incumplió" y destaca, en este sentido, que el camino que "no conduce a ninguna parte" es el de "la unilateralidad y la imposición, el de la judicialización del autogobierno o su utilización como moneda de cambio, cuando no su laminación pura y simple". De este modo, apuesta por "la renovación de aquel gran acuerdo" que puede llevarse a cabo "apoyados en las previsiones más singulares del Estatuto, en la relación de igualdad que establecía, en la bilateralidad hacia la que apuntaba como procedimiento para dirimir los eventuales desacuerdos", señala.

En este sentido, la formación nacionalista manifiesta que el pacto estatutario debe ser "retomado y renovado" desde la perspectiva del derecho de la ciudadanía vasca a decidir libremente su futuro, ya que es eso precisamente lo que la ruptura unilateral de un pacto viene a impedir".

"El PNV, desde el principio de respeto a la voluntad popular y el derecho de la sociedad vasca a decidir libre y democráticamente su futuro, asume el compromiso de impulsar un acuerdo sobre el derecho a decidir y los procedimientos que garanticen el respeto a la decisión de la ciudadanía vasca. "Un pacto para el ejercicio de la libre decisión", afirma.

En ese sentido, la formación abertzale expresa su voluntad de diálogo para lograr que 2008 sea "el año del desbloqueo político" en Euskadi, defiende que el derecho  de los vascos a decidir se conciba "como un verdadero espacio de encuentro", de manera que "todos lo sientan y reconozcan como un derecho compartido". "Entendemos que ese futuro de nuestro pueblo debe asentarse en un doble principio que constituye el verdadero núcleo del procedimiento democrático: reconocimiento de la capacidad de decisión y compromiso por el pacto político", añade.

Así, no oculta su voluntad de pacto, un gesto que para ellos significa la "no imposición", el procedimiento por el que se constituyen las "reglas de juego" de las sociedades avanzadas. El PNV destaca que lo que plantea es el reconocimiento de la capacidad de la ciudadanía vasca para hacer valer "su voluntad propia y respetar los acuerdos alcanzados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios