PNV pide a Zapatero que acabe con el bloqueo y acuerde un nuevo marco jurídico

  • La formación presentará en primavera "un contrato renovado" con la sociedad, de reformulación del partido, bajo la denominación de 'Euskadi 2020'

El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, ha pedido al presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, que acabe con "el bloqueo" y se siente a hablar con el PNV para lograr un acuerdo que permita conseguir un nuevo marco-jurídico político para futuras generaciones. 

Durante su intervención en la Asamblea Nacional celebrada en la sede de Sabin Etxea de Bilbao, Urkullu realizó "autocrítica" por los "malos resultados" obtenidos en las pasadas elecciones generales, que marca "el inicio de un nuevo tiempo", y anunció que en primavera su partido presentará "un contrato renovado" con la sociedad de reformulación del partido con nuevos "retos, metas y objetivos", que llevará la denominación de 'Euskadi 2020'. 

Según aseguró, se tratará de propuestas que, para tener "un desarrollo completo, necesitan de un marco estable que hemos de proporcionárselo los representantes políticos, tanto de Euskadi como de España". 

Tras señalar que han entendido el mensaje de los ciudadanos vascos que votaron el 9 de marzo sobre que no quieren "frentismos ni confrontación", sino "voluntad de acuerdo", señaló que esto es lo que demanda la sociedad al ámbito político-institucional.

Por ello, reiteró hoy, "a pesar de las manifestaciones de Rodríguez Zapatero", la voluntad de la formación nacionalista de llegar a un "acuerdo que fije el cauce y siente las bases de futuro para la satisfacción de toda una nueva generación y el conjunto de la sociedad vasca, reconocida en la Euskadi 2020 en un nuevo ámbito de relación jurídico-político. Todo el tiempo que perdamos será tiempo que es perdido para esta sociedad, para este pueblo y su desarrollo".

 "No pedimos a nadie que renuncie a sus ideas, ni nosotros vamos a renunciar a las nuestras. En este país hubo un acuerdo hace ya 30 años. Hoy hay nuevamente una oportunidad para un nuevo acuerdo. Sentémonos a hablar para superar el bloqueo. PNV está dispuesto", dijo. ELECCIONES

 El líder nacionalista inició su discurso aludiendo a "los malos resultados electorales" obtenidos por su partido el pasado 9 de marzo, de los que el PNV "ha tomado buena nota y ha entendido el mensaje que el electorado vasco ha emitido". 

 "Nuestra sociedad ha evolucionado, ha cambiado y ello tiene su consecuencia natural en los comportamientos de voto de la ciudadanía, también de la vasca. Es una sociedad madura y desarrollada, que orienta el sentido de su voto, no sólo en función de un compromiso político, sino también en función de cada elección, de las circunstancias y de lo que cada uno de los partidos es capaz de transmitir", manifestó.

En esta línea, reconoció "sinceramente" que su partido "no ha sabido entender y adaptarse, en toda su intensidad, a esta evolución".  AUTONÓMICAS DE 2001

Iñigo Urkullu dijo que "ni en el año 2001 -en el que la formación nacionalista obtuvo una contundente victoria- la sociedad vasca era radicalmente nacionalista, ni por arte de magia, el 9 de marzo de 2008 la sociedad vasca ha pasado a ser no nacionalista vasca". 

 "Los vascos, en cada momento, optan y eligen, y nadie tiene un mandato de por vida para dirigir a esta sociedad. Los ciudadanos no votan por agradecimiento, sino en base a expectativas de futuro que se les proporcionan en cada elección", dijo. 

Además, consideró que la sociedad vasca ha vuelto "a decir, tras analizar los resultados, incluso como consecuencia de la bipolarización, que no quiere frentismos, ni confrontación y lo que reclama de los partidos políticos es, por encima de cualquier otra consideración, la transparencia, la claridad de los planteamientos y, sobre todo, la voluntad de acuerdo político". "Y reconocemos como partido que, en relación a ello, tenemos mucho que mejorar", apuntó.  "AUTOCRÍTICA"

  Urkullu destacó que su "autocrítica" tras estos comicios "señala hoy el inicio de un nuevo tiempo". "De nada sirve todo lo anterior si no nos planteamos metas, retos y objetivos, también los vinculados al modelo de país, al modelo social, económico y cultural que tenemos y queremos", señaló.

De esta forma, reveló que la Asamblea Nacional del PNV, reunida hoy, "ha decidido iniciar desde hoy la concreción de los proyectos contemplados en nuestro modelo de país propuesto en las ponencias y documentos programáticos sectoriales". 

"Es decir, sobre los objetivos, programas, proyectos, etcétera que dentro de 10 años deben ser los que sigan identificando a Euskadi a la cabeza de los países desarrollados. Tenemos capacidad política y también capacidad y experiencia institucional, para proponerlos y desarrollarlos", aseveró.

El presidente del EBB dijo que "saldremos fuera, estudiaremos y aprenderemos de otros modelos", pero, "sobre todo, contrastaremos y compartiremos todas estas iniciativas con la sociedad vasca". "Nuestro compromiso es que en primavera de este año tendremos preparado y presentaremos un nuevo contrato renovado con esta sociedad, que llevará como nombre Euskadi 2020", insistió. 

No obstante, puntualizó que, "para que todas estas propuestas tengan un desarrollo completo, necesitan de un marco estable" que han de proporcionárselo "los representantes políticos tanto de Euskadi como de España". 

"Los nuevos tiempos exigen nuevas herramientas. Así, el actual estatus no es suficiente porque no garantiza a los ciudadanos y ciudadanas las respuestas necesarias en el contexto europeo occidental del siglo XXI", manifestó.

El dirigente nacionalista señaló que los resultados del día 9 de marzo, aún tratándose de unas elecciones generales "o precisamente por ello, nos indican que los ciudadanos y ciudadanas demandan de los partidos, también en lo relativo al ámbito político-institucional, la voluntad de acuerdo".

En esta línea, y "a pesar de las manifestaciones de Rodríguez Zapatero -que dicho sea con absoluto rigor nos habría gustado conocer antes del pasado día 9-", reiteró "la voluntad y disposición" del partido "a llegar a un acuerdo que fije el cauce y siente las bases de futuro para la satisfacción de toda una nueva generación y el conjunto de la sociedad vasca reconocida en la Euskadi 2020 en un nuevo ámbito de relación jurídico-político".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios