Otegi dice que la huelga general de mayo mostrará la "foto real" del País Vasco

  • El ex portavoz de Batasuna asegura que los obreros vascos quieren un cambio político y social que la izquierda 'abertzale' pretende liderar por encima de un "Parlamento trucado".

El dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi aseguró este sábado que el próximo 21 de mayo irán a la huelga general para reclamar un "cambio político y en el modelo social", al tiempo que reiteró que ese día "dejará en evidencia la foto real del país, por encima de Parlamentos trucados y de discursos que se instalan en una dinámica de mentira y manipulación".  

"Euskal Herria va a parar, va a estar en la movilización y va a volver a demostrar que existe un bloque de trabajadores y popular amplio y mayoritario que quiere el cambio político y social en términos nacionales y sociales", aseguró para añadir que el citado bloque "va a demostrar que tiene fuerza suficiente para poner en marcha ese cambio".

Otegi compareció hoy en San Sebastián junto a los también representantes de la izquierda abertzale Itziar Lopategi, Txelui Moreno, Arkaitz Rodriguez y Miren Legorburu para mostrar su adhesión a la huelga general convocada por ELA y LAB.

El ex portavoz de Batasuna se mostró convencido de que el próximo día 21 la clase obrera vasca va a "volver a dar una respuesta, nítida, contundente y democrática" a través de la huelga general, al tiempo que realizó un llamamiento a secundarla.

A su juicio, esta convocatoria de huelga se da en un contexto "antidemocrático en términos nacionales" y consideró que Lizarra-Garazi constituyó "el fin de un ciclo político y el agotamiento de los marcos constitucionales estatutarios".

Renovar los "marcos agotados"

Por ello, denunció que hoy "el constitucionalismo español" trata de "oxigenar políticamente esos marcos agotados, quiere sacarlos de la UVI política, mediante elecciones antidemocráticas, el apartheid político, el intento de neutralizar a la izquierda abertzale y la instalación en Euskadi y Navarra de Gobiernos que no obedecen realmente a la realidad social".

De este modo, les acusó de querer mantener esos Gobiernos "mediante la mentira y la manipulación" porque, según dijo, "quien intenta arreglar las cosas y que la sociedad avance en términos nacionales democráticos lo que tiene que hacer es fijar su iniciativa política en términos que sean reales con la situación de la sociedad vasca".  

Para el dirigente de la izquierda abertzale, el día 21 servirá para "poner encima de la mesa la foto real de las cosas tal y como son" y no "como nos conviene que sean para que determinadas apuestas políticas salgan de forma nítida en los intereses que ellos quieren plantear en los medios de comunicación".

Asimismo, apuntó que esta huelga general también se va a desarrollar en un contexto "socialmente antidemocrático" ya que, a su juicio, "el capitalismo salvaje" ha generado un modelo social "injusto". Por ello, abogó por construir una "alternativa socialista al neoliberalismo" que "sitúe los intereses de la mayoría popular por encima de los intereses de rapiña de una oligarquía financiera que solo piensa en acumular riqueza".

En su opinión, la huelga plantea "un reto" a la izquierda abertzale que supone "dotar a esa mayoría social de una estrategia eficaz que conduzca al cambio político y social", al tiempo que consideró que este es el motivo por el que el Estado "trata de neutralizarla". 

Responsabilidad

 "Por responsabilidad la izquierda abertzale se fija como meta liderar con otros sectores sociales y sindicales, sumar fuerzas, para construir una estrategia eficaz que responda a ese cambio y esté a la altura de la movilización y la huelga general", remarcó.

Arnaldo Otegi aseguró que la izquierda abertzale es "un colectivo de hombres y mujeres que piensan y actúan de manera colectiva" que, en este momento, "es muy consciente de las dificultades existentes en la coyuntura y de sus propias dificultades" porque "los que aquí nos sentamos no sabemos si mañana vamos a estar en el patio de una cárcel".

No obstante, subrayó que "por encima de todas esas coyunturas, la izquierda abertzale tiene una responsabilidad con su pueblo y esa es a la que tiene que responder y lo va hacer. En esta fase política contestar a eso significa sumar fuerzas fuerzas, construir una estrategia eficaz y hacer irreversible el cambio político y social".

Preguntado por la investidura de Patxi López como lehendakari, Otegi reiteró que el "intento constitucionalista de trucar las elecciones para oxigenar el marco es en vano", porque, se podrá mantener "con las costuras rotas durante un tiempo" pero la "mayoría popular de este país no está en esas tesis". "Se equivocarían si se creen sus propias mentiras y creen que no hay mayoría social en este país que apuesta por la negociación política y la resolución del conflicto", agregó.

Finalmente, reiteró su apuesta por "dar una solución democrática al conflicto" que pasaría por "el reconocimiento nacional de nuestro país y el derecho a decidir". "Mucho nos tenemos que con las medidas que están anunciando de momento, ese Gobierno se instale más en la confrontación que en la dinámica de solución". "En este país va a haber un proceso de negociación porque no hay mas solución si se quiere superar el conflicto en términos democráticos", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios