Mutismo del Gobierno sobre el secuestro "para no dar pistas como a los piratas"

  • Moratinos asegura que el Ejecutivo no va a reeditar con los cooperantes los errores que cometió con los pescadores

Comentarios 1

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, confirmó ayer que ningún grupo ha reivindicado el secuestro de los tres cooperantes españoles el domingo en Mauritania, pero evitó aportar cualquier otro dato para no dar "pistas" a los raptores, como admitió que ocurrió durante el secuestro del pesquero Alakrana.

En rueda de prensa conjunta con la Alta Representante de Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, Moratinos subrayó que la "confianza" en los esfuerzos del Gobierno, la discreción y la prudencia" son la "mejor manera" de que el secuestro se resuelva "de la forma más rápida y segura".

El jefe de la diplomacia indicó que una de las conclusiones que se extrajo del secuestro del Alakrana es que en este tipo de situaciones "dramáticas" es necesario "mantener" la discreción y la prudencia, porque si no estarían dando "pistas" a los raptores, "como se dieron desgraciadamente a los piratas de Somalia".

Por eso, en esta ocasión, según explicó, el Gobierno ha establecido un protocolo de actuación que centraliza toda la información que se da a la opinión pública sobre el desarrollo de las gestiones para liberar a los secuestrados en la Dirección de Comunicación Exterior del Ministerio de Exteriores. El ministro insistió en que el Gobierno sólo trasladará aquella información que considere "relevante" para la opinión pública, pero no comentará "día a día cada noticia, cada especulación, cada hipótesis de cómo evoluciona la situación".

"Esto no impide -aclaró- que mantengamos un contacto permanente con los familiares" para que estén puntualmente informados sobre la evolución del secuestro, ya que ellos "sí pueden y deben conocer" los datos.

Dos funcionarios, uno de ellos de la Dirección General de Comunicación Exterior, han sido enviados a Mauritania para "reforzar" al personal de la Embajada en Nuakchot tras el secuestro de los cooperantes.

Mientras tanto, la Caravana Solidaria de Barcelona Acció Solidaria prosigue su ruta por Senegal escoltada por la policía, después de llegar en la noche del miércoles al país procedentes de Mauritania escoltados por militares mauritanos.

La caravana se bifurcará ahora: una irá por Gambia y la otra, por el sur de Senegal. Se reunirán de nuevo más tarde e irán hacia Dakar, donde tienen previsto coger un ación el 8 de diciembre de regreso a Barcelona.

El estado de ánimo de los compañeros de los tres cooperantes catalanes secuestrados ha mejorado sustancialmente desde que reanudaran la marcha, aunque mantienen la preocupación por la situación de los secuestrados. Así lo explicó ayer a Efe el director de la Caravana Solidaria que organiza la ONG Barcelona Acció Solidària, Francesc Osan, quien aseguró que la cuarentena de personas que conforman la expedición están "más entretenidas" y tienen "otras cosas en mente" desde que partieron el miércoles desde Nuakchot (Mauritania) hacia Thies (Senegal) para continuar con el reparto de medicinas y material escolar.

Osan señaló que la expedición ya ha superado la "histeria" y la "tensa espera" que padeció en los dos días que transcurrieron desde el secuestro hasta que reanudaron su ruta. Asimismo, se mostró "optimista" sobre un desenlace feliz del secuestro.

En todo su recorrido por Mauritania, Senegal y Gambia, la Caravana estará protegida por dos vehículos -uno delante y otro detrás de la expedición- del Ejército de ese país lo que, según Osan, está "siendo un poco agobiante", ya que los militares conducen a una velocidad que es significativamente inferior a la que suelen circular los cooperantes españoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios