Mato: "Hay que buscar mecanismos para garantizar la sostenibilidad de la sanidad pública"

  • La ministra de Sanidad reitera que su "compromiso es asegurar" unas prestaciones equitativas para todos. Anuncia una ley de atención al consumidor en favor de "la transparencia".

Comentarios 15

La ministra de Sanidad, Ana Mato, reconoce que hay que buscar mecanismos para la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) para racionalizar el gasto pero con su "compromiso" y "obligación" de garantizar a los ciudadanos una Sanidad Pública universal, de calidad y gratuita. Así lo ha asegurado Mato en declaraciones a los periodistas antes de reunirse con el Consejo de Consumidores y Usuarios por la conmemoración del Día de los Derechos del Consumidor, tras ser preguntada por la aprobación por parte del Parlament de Cataluña del pago de un euro por receta.

La ministra ha señalado que son tasas de las que tienen las competencias las comunidades autónomas y que no afecta al precio del medicamento, tras lo que ha querido lanzar un mensaje "de tranquilidad" a los ciudadanos en el que ha dicho que "la sanidad está garantizada y va a seguir estándolo".

Ha recordado que en el anterior Consejo Interterritorial de Salud se dieron el plazo de un mes para que las autonomías se pusieran a trabajar en el Pacto por la Sanidad y dentro de diez días se cumple la fecha establecida para que presenten sus propuestas. "Probablemente", ha dicho la ministra, muchas de esas propuestas serán las que están planteando los presidentes y consejeros autonómicos, y sobre ellas se hará un debate y se decidirá.

No obstante, ha insistido de nuevo en que su "obligación" es cumplir con su compromiso, que es el de garantizar a los ciudadanos una sanidad pública, universal, de calidad y gratuita. "Siempre con el compromiso de este Ministerio, de esta ministra y de este Gobierno de garantizar unas prestaciones con equidad para todos los ciudadanos de manera gratuita y universal", ha insistido Mato.

Ley de atención al consumidor

La ministra ha anunciado una ley de atención al consumidor en favor de la "transparencia" para evitar la opacidad en las cuestiones relativas a la banca, las facturas y que incluirá atención personalizada en los departamentos de reclamaciones.

Mato ha hecho estas declaraciones a los periodistas antes de reunirse con el Consejo de Consumidores y Usuarios con motivo de la celebración del Día Mundial de los Derechos del Consumidor.La ministra ha señalado que el Gobierno aprobará el proyecto de ley para presentarlo al Congreso de los Diputados en el que se incluirán "cuestiones prioritarias" en beneficio de los consumidores. Así, ha señalado como una de las prioridades la "transparencia" y ha puesto como ejemplo la opacidad que, en su opinión, se registra en torno a los mecanismos financieros.

"Hemos visto algunas cuestiones relativas a los bancos últimamente que no nos han gustado, tampoco les ha gustado a los consumidores, se trata de que cuando una persona compre un producto financiero sepa en qué consiste, que no haya letra pequeña en los mismos", ha explicado la ministra.

Ha hecho hincapié en que los ciudadanos que adquieran este tipo de productos tienen que tener la información sobre "cuánto van a ganar y cuándo van a recuperar su dinero": "Es fundamental que no haya letra pequeña en esas cuestiones", ha señalado la ministra. También ha adelantado que tratará de que las facturas sean entendibles, como la de la luz, para que los usuarios sepan lo que pagan y en qué conceptos.

Mato ha afirmado que la mayoría de los consumidores y usuarios reclaman oficinas de atención al cliente en las empresas, por lo que la norma potenciará que éstas existan, al igual que la primera opción en los servicios telefónicos sea hablar con una persona y no con un contestador. La ministra ha recordado que esta tarde se reunirá la Conferencia Sectorial de Consumo, de la que el Gobierno tiene la intención de volver a convertirla en un foro de debate y diálogo".

Con todo ello, ha afirmado que quiere mostrar el compromiso del Ejecutivo con los consumidores, puesto que, a su juicio, "a veces se ha actuado de espaldas" a ellos o no se ha atendido a sus reclamaciones. Ha citado la unificación de la Agencia de Seguridad Alimentaria y Consumo para que los consumidores puedan participar también en ella y ha señalado que habrá un mecanismo "tipo europeo" en cuanto a la protección de estos "en todos los sentidos, en todos los aspectos y en todos los servicios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios