Interior prohíbe otra marcha 'abertzale' y pide comprensión para la Ertzaintza

  • Vitoria también anula la convocatoria de las comparsas de las fiestas de Bilbao

El Departamento de Interior del Gobierno vasco prohibió ayer la manifestación convocada para hoy en Bilbao con el lema Por la libertad de expresión-Democracia, por considerar que es "continuidad" de la marcha que convocó la izquierda abertzale y que prohibió Interior e ilegalizó la Audiencia Nacional.

En una nota de prensa, la consejería añadió que esta segunda manifestación se comunicó el pasado martes "fuera del plazo de diez días de antelación" establecido y sin que se argumentaran las "razones extraordinarias" que lo justificase. "Es evidente que, una vez más, la denominada izquierda abertzale quiere aprovecharse de las fiestas y escudarse en las grandes concentraciones ciudadanas propias de estas fechas para, buscando subterfugios y triquiñuelas, intentar sacar adelante manifestaciones en defensa de postulados y reivindicaciones de organizaciones ilegalizadas", argumenta Interior.

El departamento dirigido por Rodolfo Ares considera que la izquierda abertzale ha repetido "el mismo modo de actuar" que en las fiestas de San Sebastián la semana anterior, cuando también hizo una segunda convocatoria tras la prohibición de la primera marcha que había organizado. "Nadie puede ignorar que el lema de la segunda manifestación comunicada para mañana (por hoy) en Bilbao esconde un caso de evidente utilización fraudulenta del derecho de reunión", apunta.

Interior también destaca la similitud de ambas manifestaciones en cuanto al horario y el recorrido, ya que la primera estaba convocada para las 12:00 y la segunda para las 13:00 y ambas salían de la plaza Moyua para recorrer la Gran Vía hasta la plaza Circular, donde estaba previsto que finalizara la segunda convocatoria, mientras que la primera iba a continuar hasta el ayuntamiento. "A la vista de que la segunda manifestación convocada en Bilbao incide básicamente en los mismos planteamientos de horarios, similares recorridos y objetivos finales que la manifestación anteriormente prohibida, debe ser considerada continuidad de la misma y, por tanto, prohibida por los mismos motivos", argumenta el departamento de Interior.

La consejería advierte además que la Ertzaintza adoptará "las medidas necesarias para impedir que se vulnere la ley. Si, como ha ocurrido en otras ocasiones, los intolerantes y los violentos pretenden mantener su desafío, se demostrará una vez más que lo que quieren es el enfrentamiento y se tomarán las medidas oportunas para evitarlo, además de trasladar las correspondientes diligencias a la autoridad judicial".

Por ello, el Gobierno vasco ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que "entienda" y "colabore" con la Ertzaintza, que "cumplirá con su obligación de actuar en defensa de la legalidad" si se pretende celebrar un acto que ha sido prohibido.

Esta segunda manifestación prohibida por Interior fue convocada el miércoles por un grupo de ciudadanos y miembros de comparsas de Bilbao en una comparecencia ante los periodistas en la que no se identificaron y no permitieron preguntas.

Ezker Batua lamentó la prohibición de la manifestación y reclamó a los organizadores que no la celebren para evitar "posibles algaradas". Mikel Arana, coordinador general de Ezker Batua, señaló, a través de un comunicado, que la manifestación reclama "una reivindicación legítima y democrática".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios