Identificado el etarra que alertó del coche-bomba que explotó en Calahorra

Comentarios 21

El miembro liberado (a sueldo) de ETA Arkaitz Goikoetxea, integrante del complejo Vizcaya, fue el que llamó a los servicios de Emergencia para alertar de la colocación del coche-bomba que minutos después explotó junto al cuartel de la Guardia Civil en Calahorra el viernes pasado.

El marcado acento nasal de la voz de Goikoetxea fue lo que le delató como autor de la llamada. Un rasgo característico de este etarra que cuenta con un nutrido historial tanto en las filas de ETA como prolífico activista de la kale borroka. De hecho, posee otros elementos característicos sobradamente conocidos por las Fuerzas de Seguridad como una cicatriz en el labio superior y la falta de varios dedos de una mano a resultas de la explosión de un artefacto casero.

Su identificación como autor de la llamada de aviso es otro elemento que viene a confirmar que el atentado en la localidad riojana fue obra del denominado complejo Vizcaya, que estaría integrado por uno o dos liberados y una red más o menos amplia de legales (no fichados). Hay que tener en cuenta que en el atentado del viernes participaron al menos cuatro personas, dos que secuestraron a la pareja dueña del coche utilizado, otro para llevar el vehículo desde Álava hasta La Rioja y, muy probablemente, el conductor de otro coche que habría actuado de lanzadera.

Nacido en Baracaldo y de 27 años, Goikoetxea cuenta con un nutrido historial delictivo. Huido desde 2003, tiene una amplia trayectoria en la kale borroka entre 1995 y 2005, incluidos ataques a patrullas policiales, y tras la ruptura de la última tregua ha sido identificado como autor de varios atentados.

Así, Goikoetxea fue el joven que saltó la tapia de la comisaría de la Ertzaintza en Zarauz el 25 de septiembre de 2007 y de hecho participó, junto a Jurden Martitegi, en la colocación de la furgoneta-bomba con la que el 24 de agosto ETA atentó contra un cuartel de la Guardia Civil en la localidad vizcaína de Durango, en el que fue su primer atentado tras el fin formal de la tregua después de varias intentonas. A esta pareja también se le imputa el atentado trampa perpetrado en el juzgado de Guecho el 11 de noviembre de 2007. Lo que todavía no está confirmado es que fuera él quién acribilló el 7 de marzo al ex concejal socialista Isaías Carrasco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios