Hallan dos fiambreras de explosivos con el anagrama de ETA en Ciudad Real

  • Investigan la antigüedad del paquete, que contiene 10 kilos de explosivos y material eléctrico que podría servir como temporizador y está muy deteriorado

Comentarios 9

La Guardia Civil encontró ayer en Ciudad Real dos fiambreras de ETA con 10 kilogramos de explosivos que están siendo analizadas para determinar su antigüedad, informa el Ministerio de Interior. El material hallado presenta signos de deterioro y fuentes de la lucha antiterrorista han indicado que se trata de una antigua entrega de la banda terrorista. Las fuerzas de seguridad están realizando los análisis pertinentes para determinar la antigüedad real de los materiales y explosivos encontrados.

Un ciudadano localizó en una zona de monte, en las inmediaciones del pantano de La Torre de Abraham, término municipal de Retuerta del Bullaque (Ciudad Real), una bolsa de basura semienterrada que contenía material explosivo. Tras informar a la Guardia Civil, especialistas en desactivación de explosivos (Gedex) de la Comandancia de Ciudad Real se hicieron cargo del material, comprobando en una primera inspección que podría tratarse de material perteneciente a ETA, ya que encontraron, en lo que podría ser un temporizador, un anagrama de la organización.

Con la marca de ETA

Asimismo, en la bolsa se encontraba otra fiambrera de plástico con aproximadamente cinco kilogramos de polvo grisáceo en su interior, que pudiera corresponderse con amonal. En un envase de forma tubular, 700 gramos de polvo amarillento que pudiera ser cloratita como multiplicador, unido a un cordón rojo de 40 gramos que pudiera ser el detonante.

A su vez, en un hueco dentro de la fiambrera se hallaba una caja plástica de color beis conteniendo material eléctrico que pudiera corresponderse con el temporizador, sin baterías colocadas y sin detonador. En el exterior de la caja beis se puede identificar, entre otras marcas, el anagrama de ETA. Bajo las fiambreras se localiza, entre éstas y el suelo, un total de veinticuatro carcasas de pilas, todas ellas vacías salvo una.

Aunque aún se desconoce la antigüedad exacta de los explosivos encontrados, fuentes de la lucha antiterrorista indicaron que las dos fiambreras encontradas corresponderían a una entrega antigua de la banda terrorista, posiblemente anterior a la tregua de 2006.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios