Hallan en un monte de Ciudad Real dos fiambreras de ETA con explosivos

  • El material explosivo terrorista estaba compuesto por 10 kilos de amonal y 1,5 kilos de cloratita en estado de deterioro · Los recipientes corresponderían a una entrega de ETA previa a la última tregua

La Guardia Civil encontró ayer en Ciudad Real dos fiambreras de ETA con 10 kilogramos de amonal que, al cierre de esta edición, estaban siendo analizadas para determinar su antigüedad, según informó ayer el Ministerio del Interior. El material hallado presentaba signos de deterioro, por lo que será crucial el resultado de los análisis, que determinarán la posible antigüedad del mismo y de su depósito en el lugar en que fue hallado. Interior informó de que había 10 kilos de amonal y 1,5 de cloratita en estado de deterioro y con el anagrama de ETA.

Fuentes de la lucha antiterrorista indicaron a Europa Press que las dos fiambreras halladas corresponderían a una antigua entrega de ETA, posiblemente anterior a la tregua de 2006.

Se trata del cuarto hallazgo de explosivos de la banda terrorista en lo que va de año. En concreto, un ciudadano de origen rumano localizó en una zona de monte, en las inmediaciones del pantano de La Torre de Abraham, término municipal de Retuerta del Bullaque (Ciudad Real), una bolsa de basura semienterrada que contenía material explosivo.

Tras informar a la Guardia Civil, especialistas en desactivación de explosivos (Gedex) de la Comandancia de Ciudad Real se hicieron cargo del material descubierto, comprobando en una primera inspección que podría tratarse de material perteneciente a ETA.

Estos especialistas analizaron la bolsa hallado por el ciudadano rumano en la Comandancia de Ciudad Real. En el interior de la bolsa había dos fiambreras de plástico, cada una con 5 kilos de polvo grisáceo que pudiera ser amonal, así como sendos envases con polvo amarillento -765 y 700 gramos, respectivamente- que podría tratarse de cloratita.

Éstos estaban unidos a un cordón rojo, el posible detonante, y, en una fiambrera de menor tamaño adherida, los agentes hallaron una caja plástica de color beige -con el anagrama de ETA- con material eléctrico que pudiera corresponderse con el temporizador, con dos baterías colocadas, así como dos detonadores.

Bajo las fiambreras se localizó, entre éstas y el suelo, un total de 24 carcasas de pilas, todas ellas vacías salvo una. No es la primera vez que se encuentran fiambreras de ETA con explosivos abandonados en esta región. En diciembre de 2005 fueron unos niños los que realizaron el hallazgo en Villarubia de los Ojos.

El cuarto hallazgo de explosivos en lo que va de año se hizo en las inmediaciones del parque natural de Cabañedo, en una zona con mucha vegetación cercana al pantano de Torre de Abraham, entre las localidades de Piedrabuena y Retuerta. El ciudadano rumano estaba de paso por la carretera N-403 y realizó un descanso en el punto kilométrico 43, una zona de monte bajo mediterráneo con muchos robles de la estribación noreste del susodicho parque natural. Fue entonces cuando vio una bolsa de basura de color verde semienterrada y con cables en el interior, por lo que sospechó sobre su contenido y, tras continuar su viaje, se presentó en el cuartel de Sonseca para informar de lo que había visto.

4

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios