Griñán lamenta que el PP impusiera el "tacticismo"

  • El presidente andaluz asegura que su Ejecutivo cumplirá "lo que no es un acuerdo ni una recomendación pero sí un buen documento".

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha dicho que, al final, "no pudo ser" y la IV Conferencia de Presidentes ha finalizado sin acuerdo, una vez que el PP no ha apoyado el documento sobre materia económica y empleo, al imponer "el tacticismo al interés general".

En rueda de prensa al término de la Conferencia de Presidentes, Griñán ha señalado que "la más explícita" ha sido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que ha dicho que no podía apoyar ningún documento porque estaba "radicalmente en contra de la política económica del Gobierno".

No obstante, el dirigente andaluz ha informado de que el Gobierno andaluz cumplirá "lo que no es un acuerdo ni una recomendación pero sí un buen documento". Por ello, ha asegurado que la Junta pondrá en marcha muchas de las cuestiones allí señaladas y tratará de que el Gobierno de la nación, fortaleciéndose en el diálogo social, pueda llegar a una determinada reforma del mercado de trabajo que favorezca la creación de empleo. Griñán ha insistido en que el documento era "impecable" e incluso había cosas que no le gustaban pero que había aceptado en aras del consenso y para que hubiera una posición que pudiera ser unánime.

El PP había presentado dos decálogos: diez medidas en materia económica y empleo y otras tantas en política agrícola que culminaron en un documento final, que aceptaba 17 de las veinte propuestas y, sin embargo, el PP se ha abstenido.

El dirigente andaluz ha recordado que hay ya un Reglamento de la Conferencia de Presidentes y se necesita unanimidad para los acuerdos y para las recomendaciones una mayoría cualificada. Griñán ha informado de que habían votado a favor las comunidades gobernadas por los socialistas, Cantabria y Canarias y se habían abstenido las autonomías del PP. En este foro sí se ha aprobado por unanimidad el documento de apoyo a la Presidencia de España en la UE y el de la violencia de género.

En la sesión de la mañana, Griñán compareció, junto al presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, como portavoces de las comunidades socialistas. En esa comparecencia, Griñán había pedido al PP cooperación y propuestas concretas para salir de la crisis y que no utilizara la IV Conferencia para "ajustar las cuentas al Gobierno", ni el paro como un "garrote" contra el Ejecutivo.

El presidente andaluz ha dicho sentirse "corresponsable" de la crisis y ha defendido, por encima de todo, propuestas concretas y grupos de trabajo que puedan llevar soluciones compartidas a las diferentes administraciones públicas. Griñán ha reconocido que hay puntos de identidad en los proyectos que hacen las diferentes comunidades y ha considerado que como no es sabio y no tiene siempre la razón está dispuesto a escuchar a los demás y aprender.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios