El Gobierno pide discreción y el Polisario se suma a la búsqueda de los rehenes

  • Confusión y mutismo sobre el secuestro de tres cooperantes en Mauritania: el embajador "ni confirma ni desmiente" que estén localizados y otras fuentes de La Moncloa aseguran que no hay ninguna novedad

Comentarios 12

Prudencia y discreción. Es una recomendación del presidente del Gobierno para gestionar lo mejor posible el secuestro de tres cooperantes españoles en Mauritania, que siguen desde el pasado domingo en paradero desconocido, al menos oficialmente.

A lo largo de la jornada se sucedieron las versiones que apuntaban hacia la posible localización de los tres secuestrados en un punto a unos 100 kilómetros al noroeste de la localidad de Akjout, en el interior del país, según informaron a Efe fuentes diplomáticas occidentales en Nuakchot, e incluso se llegó a hablar de su posible liberación.

Sin embargo, el embajador español en Nuakchot, Alonso Dezcállar, aseveró en una rueda de prensa que hasta el momento "no se dispone de nueva información" y descartó categóricamente que hayan sido liberados.

Dezcállar respondió de una manera más ambigua al ser preguntado sobre si se conoce el paradero de los españoles, al asegurar que no puede "ni confirmar ni desmentir" ese extremo, lo que insufló algo de optimismo a los miembros de la Caravana Solidaria de la que formaban parte los tres secuestrados, Albert Vilalta, Alicia Gámez y Roque Pascual.

Menos optimista se mostró anoche un portavoz gubernamental en declaraciones a Europa Press, que aseguró que el Ejecutivo no tiene "ninguna novedad" sobre el paradero de los tres secuestrados, que siguen "desparecidos" y no se han puesto en contacto con la Embajada española en el país africano ni con ningún representante del Gabinete.

Los tres fueron secuestrados el domingo por un grupo de hombres armados y embozados a unos 150 kilómetros de Nuakchot, cuando viajaban en un convoy entre la capital del país y Nuadibú, la ciudad más importante del norte de Mauritania.

El Gobierno ha constituido una célula de coordinación política para liberar a los tres cooperantes que está dirigida por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y de la que también forman parte el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos; el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; de Defensa, Carme Chacón; el director del CNI, Félix Sanz Roldán, y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, José Julio Rodríguez.

Mientras los cooperantes esperan noticias, Mauritania guarda silencio oficial acerca de la situación y tan sólo asegura que se trabaja con una triple hipótesis: que los secuestrados hayan sido desplazados al desierto, que los hayan ocultado en alguna población cercana al lugar del secuestro y que se trate de bandidos y no de terroristas de Al Qaeda. Fuentes gubernamentales mauritanas explicaron que las fronteras han sido selladas, por lo cual es complicado que los captores hayan conseguido huir, pese a la permeabilidad de las líneas fronterizas.

El embajador de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en Argel, Brahim Ghali, afirmó ayer que el Frente Polisario está colaborando "estrechamente" en la localización de los cooperantes secuestrados. En declaraciones a Efe, Ghali señaló que Mauritania les ha pedido ayuda por la posibilidad de que los secuestradores se dirijan hacia el territorio controlado por el Polisario al norte y noreste del país magrebí y que el Gobierno de la RASD ha autorizado a los aviones mauritanos a entrar en el espacio aéreo bajo su control. "No hay posibilidad de que nadie atraviese nuestras fronteras sin nuestro conocimiento, nuestro territorio se encuentra totalmente controlado", aseveró.

Mientras tanto, el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez, reclamó ayer "prudencia y discreción" en torno al secuestro porque, advirtió, "los secuestradores también escuchan y no les podemos dar ni un elemento que juegue a su favor".

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, ha abierto diligencias, al tratarse de un delito cometido contra españoles en el extranjero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios