El Gobierno advierte a Amaiur que el Estado no dejará de combatir a ETA

  • Ruiz-Gallardón afirma que la transición hacia la paz comenzará cuando se disuelva la organización terrorista

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, advirtió ayer a Amaiur que "el Estado no se va a debilitar en su lucha contra el terrorismo" ni va a renunciar a todos los instrumentos legales que tiene para combatir "el mayor ataque a la convivencia en la historia de España" que es ETA.

Así respondió Gallardón en la Comisión de Justicia del Senado al senador de Amaiur, Urko Aiartza, después de que éste le sugiriese que la Justicia en momentos de transición hacia escenarios de paz puede ayudar a recorrer el camino de la verdad y de reconocimiento de las víctimas.

El ministro, que expuso en la Cámara Alta las líneas generales de la política de su departamento, le recordó que "si hay víctimas es porque ha habido verdugos" y que, "aunque ahora dicen por razones estratégicas suyas que han decidido no seguir matando, no han dicho que han decidido dejar de existir como organización".

Mientras eso no ocurra, recalcó el ministro, el Estado seguirá defendiéndose y actuará en cumplimiento de todos los derechos constitucionales, a lo que el electo abertzale respondió que no pretendía entrar en debates estériles y que en cualquier caso se queda con la oferta de diálogo del ministro. "Nos tendrá dispuestos a trabajar para avanzar en la consecución de la paz definitiva", manifestó.

El ministro volvió a defender también las decisiones adoptadas por el Tribunal Supremo en las tres causas abiertas al ex juez Baltasar Garzón y -dirigiéndose a Amaiur- elogió su labor en su persecución del entorno de ETA, así como la doctrina que estableció que dicho entorno era tan responsable como la propia organización terrorista.

Antes de este cruce de opiniones, en el turno de intervención de los grupos parlamentarios, el portavoz del PSOE, Arcadio Díez Tejera, aseguró que las medidas de Gallardón suponen "una contrarreforma como la copa de un pino" que nos remontan "a la noche de los tiempos".

El ministro se centró especialmente en defender la despolitización de la Justicia, que en su opinión se verá favorecida por el nuevo sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial. "Cuando la Constitución dice que no puede haber politización, no podemos hacer lo que hemos hecho", señaló Ruiz-Gallardón, para quien "el error ha sido de todos, de todos" y la fórmula de elección propuesta ahora, en la que doce de los vocales serán elegidos por y entre los jueces, "es la más adecuada".

El portavoz del PNV, Joseba Zubía, confió en que, ya que se va a modificar la ley del Poder Judicial, se configuren los consejos autonómicos. Ruiz-Gallardón le recordó que el judicial es uno de los poderes del Estado, que no se puede delegar en ningún organismo autónomo, y subrayó que, en caso de crearse, se estaría "dando el nombre de consejo a algo que en ningún caso es un órgano de gobierno del Poder Judicial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios