Foro, PP y PSOE cierran campaña en Asturias convencidos de ganar

  • De Cospedal asegura que su proyecto no admite rencores, en alusión a Cascos, que critica el desembarco de todos los ministros en Andalucía en el último día de mítines

PSOE, Foro y PP cerraron anoche la campaña de las elecciones autonómicas de mañana en Asturias convencidos de sus opciones de victoria, en unos comicios en los que IU y UPyD defendieron también, hasta el último día, la posibilidad de convertirse en la llave del próximo Gobierno regional.

Tras la presencia el jueves de Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba, los socialistas optaron ayer por darle la mayor visibilidad a su candidato, Javier Fernández, que, acompañado por el secretario de Organización del PSOE, Oscar López, proclamó en Langreo y en el mitin-fiesta de cierre de campaña su convencimiento de que el suyo es el partido "central" de Asturias. Fernández, al que las encuestas sitúan como el candidato más votado pero sin la garantía de obtener la mayoría suficiente para formar Gobierno, advirtió de que la "centralidad" de un PSOE "inequívocamente de izquierda" le viene dada porque ha demostrado que gobierna para el conjunto de los asturianos.

"Toda mi vida he sido un hombre moderado y voy a seguir siéndolo cuando sea presidente", apuntó antes de lamentar que Foro, el partido de Francisco Alvarez-Cascos, haga de la asturianía su bandera porque a Asturias "no la monopoliza nadie".

Por su parte, el PP mantuvo su estrategia de campaña hasta el último día y recurrió de nuevo a su secretaria general y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, para apoyar a su candidata, Mercedes Fernández. "O se inicia una etapa de paralización y paro con el PSOE o una nueva etapa de reformas, empleo y que abra la senda de crecimiento económico como la que están liderando el Gobierno de España y todos los gobierno autonómicos del PP", proclamó Fernández.

En la fiesta de fin de campaña, la número dos del PP incidió en que el proyecto político del partido no admite el rencor y está abierto a todos, al margen de cuál haya sido su adscripción o a quien hayan votado en el pasado, siempre y cuando quieran trabajar por el futuro de Asturias.

El intento de los populares de atraerse a los votantes perdidos en favor de Foro fue contrarrestado por el presidente del Principado reiterando su advertencia de que Asturias sigue corriendo el riesgo de que populares y socialistas repitan la alianza que ha denunciado toda la campaña "para que todo siga igual".

El candidato de Foro acudió a Luarca, localidad de origen de su familia y en la que se empadronó para ser candidato hace diez meses, para ofrecer su último mitin, en el que proclamó su convencimiento de que, con el fin de la campaña, Asturias ha dejado de ser una prioridad del Gobierno como lo refleja el hecho de que todos los ministros acudieron ayer a Andalucía.

El candidato de IU, Jesús Iglesias, auguró desde Mieres que las urnas "se van a llenar de luz" con los votos para la coalición, al igual que hace cincuenta años las huelgas mineras de 1962 encendieron "una luz que iluminó a toda España y que hizo temblar la dictadura franquista".

La jornada de cierre de campaña contó además con la presencia de la presidenta de UPyD, Rosa Díez, a la que algunas encuestas presentan como futura llave de la gobernabilidad, y que dijo que su partido ha nacido para "desbloquear" la "gresca" entre izquierda y derecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios