Familiares de Múgica y Blanco denuncian que una plaza está dedicada a su asesino

  • La localidad guipuzcoana de Zizurkil recuerda a un etarra implicado en ambos crímenes

Familiares de Fernando Múgica y Miguel Ángel Blanco han presentado sendas denuncias judiciales al considerar que una plaza en Zizurkil (Guipúzcoa) dedicada a un etarra implicado en los asesinatos de ambos políticos constituye un delito "permanente" de enaltecimiento del terrorismo.

Según informaron ayer a Efe, Rubén Múgica, hijo del abogado socialista asesinado por ETA en 1996, y Mari Mar Blanco, hermana del edil popular asesinado en 1997, interpusieron el lunes en los juzgados de guardia de San Sebastián y Plaza de Castilla de Madrid, respectivamente, sendas denuncias.

Por otra parte, la Audiencia Nacional absolvió ayer a la etarra Dolores López Resin de un delito de atentado en grado de tentativa por falta de pruebas en relación con la participación de la acusada en la colocación frustrada de un coche-bomba en Barcelona en 1993.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios