España impulsará el diálogo con Cuba durante la Presidencia de la UE

  • Moratinos y su homólogo de La Habana sientan las bases para reforzar la cooperación europea con la isla caribeña

El ministro de Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, y su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, aspiran a reforzar el diálogo entre la Unión Europea y Cuba de cara a la presidencia española de la UE durante el primer semestre de 2010.

Así lo acordaron tras una reunión celebrada el martes por la noche en Praga, donde participaron en un encuentro de ministros de la Unión y del Grupo de Río, el foro que agrupa a los países de América Latina y el Caribe y al que Cuba se incorporó a finales del año pasado.

Según indicaron a este periódico fuentes diplomáticas, la reunión, que tuvo lugar en la embajada española en Praga a las once de la noche del martes, fue una primera toma de contacto entre Moratinos y Rodríguez, jefe de la diplomacia cubana desde el pasado mes de marzo, que no se conocían personalmente, y tuvo lugar en un ambiente "muy cordial y de respeto mutuo a las posiciones de la otra parte".

El cubano agradeció a España su papel para favorecer el diálogo con la UE y dijo que ambos países "esperan que se refuerce con vistas a la presidencia española", señalaron las mismas fuentes.

Bruselas levantó las sanciones a La Habana en junio del año pasado y debe revisar la decisión el mes que viene. Ambos ministros confían en que la cooperación reiniciada hace un año continúe y se refuerce pero tras la reunión que mantuvo Rodríguez con el presidente de turno, el ministro checo, Jan Kohout, la víspera de ver a Moratinos, dejó claro que siguen muy vivas algunas diferencias.

Kohout dijo que, a pesar de que las visiones de ambas partes "coinciden en asuntos como el cambio climático o la reforma de la ONU, no lo hacen en el área de los derechos humanos". "Hemos vuelto al tema de los presos políticos en Cuba y su salud, y la respuesta que hemos obtenido es que en Cuba no hay presos políticos", afirmó. Rodríguez, por su parte, subrayó que "Cuba es un Estado de derecho y, por tanto, no constituye ningún aspecto particular ni hay ningún compromiso de Cuba en esta materia, como no lo hace ningún país soberano". Además, calificó de "obsoleta" la postura común de la UE tomada en 1996, que pedía la promoción de la democracia y el respeto de los derechos humanos.

Los ministros cubano y español hicieron también un repaso general de los temas bilaterales pero sin entrar a fondo en detalles. Sobre los viajes pendientes, el Gobierno "no descarta" que el jefe del Ejecutivo y el ministro de Exteriores viajen a la isla este año, aunque las fuentes antes mencionadas subrayan que la visita sigue sin fecha y sin estar prevista en la agenda oficial.

Por otra parte, el cabeza de lista del PSOE a las elecciones europeas, Juan Fernando López Aguilar, dejó ayer la puerta abierta a que España reconozca la independencia de Kosovo en un futuro, si bien recordó que España tardó casi "40 años" en establecer relaciones diplomáticas con Israel.

"El futuro no está escrito", respondió cuando se le preguntó si España reconocerá en un futuro la independencia de la ex provincia serbia como hizo con el Estado hebreo, en el inicio de un ciclo organizado por el Real Instituto Elcano.

Apenas unos días antes de que Kosovo declarase de forma unilateral su independencia de Serbia en febrero de 2008, un alto cargo del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación indicó a Europa Press que España no establecería relaciones diplomáticas con el nuevo Estado "al menos a corto o largo plazo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios