ETA hace estallar una bomba en un repetidor en Cantabria

  • La organización terrorista se hace notar ante la toma de posesión del lehendakari

ETA hizo explotar ayer por la mañana un artefacto en un repetidor situado en un puerto de montaña del municipio cántabro de Guriezo, limítrofe con el País Vasco, y desató la alarma en Castro Urdiales, donde se alertó sobre la posibilidad de una segunda bomba.

La explosión, que se producía un día antes de la investidura del socialista Patxi López como lehendakari, causó daños en la base del repetidor y en un muro de un edificio adyacente y provocó un socavón en el suelo.

En declaraciones a los periodistas en Castro Urdiales, el delegado del Gobierno, Agustín Ibáñez, no precisó la carga explosiva que contenía la bomba, aunque afirmó que "no era pequeña". Según Ibáñez, la carga era similar a la colocada por ETA este verano en Noja y Laredo, que contenía entre 3 y 5 kilos de explosivo.

La explosión se ha producido pasadas las 07:10 en el Alto de La Granja, en una zona alejada de núcleos urbanos, pero las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no recibieron el aviso hasta las 13:00, cuando un hombre que subía al monte a cuidar el ganado vio un letrero con el anagrama de la banda terrorista en el que se leía Peligro. Bomba de ETA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios